Un equipo de astrónomos de la Universidad de Pennsylvania determinó que los supuestos planetas habitables resultaron ser falsos.

Hasta ahora,  los exoplanetas de Glise 581 eran la única esperanza que se tenía de encontrar un lugar habitable en el espacio, debido que supuestamente cumplían con la condición de “Ricitos de Oro”: estaban a la distancia ideal de su estrella como para no ser ni muy fríos, ni muy calientes, y por tanto podían formar una atmósfera y agua líquida.

Lamentablemente, se confirmó que estos planetas no existen, al menos no como se pensaba. Paul Robertson, jefe de la unidad de investigación astronómica de la Universidad de Pennsylvania, fue el encargado de informar que las señales que habían dado pie a pensar que existían planetas habitables en Glise 581, en realidad son producidas por eventos solares que ocurren dentro de la estrella del sistema.

La nueva investigación afirma que el sistema sólo cuenta con tres planetas, a diferencia de los siete que se tenían registrados anteriormente, y de los cuales ninguno se encuentra a una distancia segura para poder albergar vida. En el análisis de la estrella los científicos utilizaron lecturas de espectrógrafos, que se centran en las pautas específicas de luz. A ellos les tomó años detectar correctamente las lecturas que recibieron.

A pesar de la mala noticia, Robertson afirmó que con la tecnología actual es mucho más seguro y certero poder determinar la existencia de un astro, por lo que cree que no pasará mucho tiempo antes de encontrar un auténtico planeta habitable.

vía Engadget

fuente Science

temas