Una tormenta de arena de dos meses cubrió los paneles solares del rover hace siete meses y hay una oportunidad de despertarlo antes de que se dañe permanentemente.

Una antena de guía de onda de 34,5 metros de Goldstone rastrea una nave espacial a medida que aparece. (NASA / JPL-Caltech)

Una antena de guía de onda de 34,5 metros de Goldstone rastrea una nave espacial a medida que aparece. (NASA / JPL-Caltech)

Los ingenieros del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en Pasadena, California, transmitirán en las próximas semanas un nuevo conjunto de comandos hacia Marte, con el fin de obligar al Opportunity a ponerse en contacto con la Tierra, luego que una tormenta de polvo marciano –que duró dos meses – impidiera el paso del sol que hacía funcionar al veterano rover en junio del año pasado.

“En los últimos siete meses hemos intentado contactar a Opportunity más de 600 veces. Si bien no hemos tenido noticias del rover y la probabilidad de que lo hagamos disminuye cada día, planeamos continuar buscando todas las soluciones lógicas que puedan volver a ponernos encontacto”, explicó John Callas, gerente de proyectos de Opportunity.

De acuerdo a Callas la NASA está utilizando múltiples técnicas para contactar al rover. “Estas nuevas estrategias de comando son adicionales a los comandos de ‘barrido y pitido’ que hemos estado transmitiendo al rover desde septiembre”, explicó refiriéndose a los comandos que se envían al rover y él contesta por medio de sonidos.

La urgencia de los científicos por “despertar” al vehículo se debe a que en Marte comienza un época conocida como “limpieza del polvo”, en la que los vientos podrían despejar los paneles solares y las baterías del Opportunity podrían cargarse de nuevo antes de que inicie el invierno marciano en el hemisferio sur, que se caracteriza por su temperaturas extremadamente bajas que pueden causar un daño irreparable a las baterías, el cableado interno y / o los sistemas informáticos de un Rover sin energía.

fuente NASA

temas