Dentro del marco de la 18 Olimpiada Iberoamericana de Química, que se realiza en La Paz, Bolivia, cuatro jóvenes mexicanos consiguieron un resultado histórico para nuestro país al lograr tres medallas de oro y una de plata.

Los “niños de oro” son Edith Leal Sánchez, del Estado de Jalisco; Julio César Gaxiola López, de Sinaloa, y Arturo Martínez Flores, de Michoacán, mientras que José Luis Jiménez Santiago, de Oaxaca, consiguió una medalla de plata por su gran desempeño en la justa.

La Academia Mexicana de Ciencias (AMC), por medio de su portavoz María Antonia Dosal, sostiene que el resultado del equipo mexicano, fue excepcional debido a que sólo estaban en juego seis preseas de oro, siendo estas disputadas por 16 países. Sobresale el resultado de Edith Leal Sánchez, la jalisciense obtuvo el oro y el puntaje más alto de toda la competencia, convirtiéndose en la primera mujer en conseguir el sitio de honor de la Olimpiada.

Edith es estudiante de la Preparatoria 5 de la Universidad de Guadalajara y previamente participó en la Olimpiada Internacional de Química en Moscú. Además de sus maestros de la preparatoria,  durante su entrenamiento la joven contó con el apoyo de profesores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y miembros de la AMC.

En una entrevista previa a la competencia internacional la estudiante declaró:

“Me encanta la química, yo la amo, les digo que quiero vivir como química y morir como química. Es una ciencia y al irla conociendo vas descubriendo lo que pasa a tu alrededor, dejas de ver las cosas de manera sencilla, las ves más a fondo y te das cuenta de que vivimos en un mundo maravilloso, que hay cosas de las que no nos damos cuenta. Me gusta aprender y descubrir.”

fuente Reforma

temas