La corteza terrestre podría estar partiéndose en dos

El fenómeno podría hacer que el Océano Atlántico se hiciera más pequeño.
(Daniel Diaz Bardillo /Pixabay)

Malas noticias para el mundo, según la revista Live Science, una placa tectónica en Portugal se está partiendo en dos capas, despegándose la parte superior de la capa inferior.

De acuerdo con el informe, en 1969 un terremoto gigante, ocurrido en la costa de Portugal, provocó un tsunami que mató a más de una docena de personas. 200 años antes, un terremoto aún más grande azotó la misma zona, matando a 100 personas y destruyendo la ciudad de Lisboa. Estos dos hechos aislados no tendrían que ser motivo de alarma, pero algo desconcertó a los sismólogos: ambos fenómenos se originaron en zonas relativamente planas del océano, lejos de cualquier falla o grieta en la corteza de la Tierra.

La idea de que una placa tectónica se está separando en dos capas es un fenómeno que nunca antes se había observado. Así lo dio a conocer un grupo de científicos ante la Asamblea General de la Unión Europea de Geociencias que se celebró en Viena.

Este fenómeno, conocido como peeling, puede estar generando una nueva zona de subducción o un área en la que una placa tectónica está apisonada debajo de otra debido a que hay una capa de agua en medio de la placa tectónica, según National Geographic.

La capa podría haber sufrido un proceso geológico llamado serpentinización, en el que el agua se filtra a través de las grietas y hace que una capa se transforme en minerales verdes más suaves. Esta capa podría estar causando suficiente debilidad en la placa tectónica para que la capa inferior se despegue por completo de la superior. El peligro radica en que el peeling podría conducir a fracturas profundas que desencadenan una pequeña zona de subducción y, por ejemplo, el Océano Atlántico podría encogerse.

Este grupo de científicos no es el primero en proponer esta idea, sino el primero en proporcionar algunos datos al respecto gracias a modelos bidimensionales que les permitieron probar su hipótesis. Lo cierto es que si bien los resultados preliminares mostraron que este tipo de actividad es posible todavía hace falta que se pueda demostrar.