Proyección artística del asteroide 2004BL86. Fuente: ESA

El asteroide 2004 BL86 pasó hoy a muy poca distancia de la Tierra. Ha sido una extraordinaria oportunidad para observarlo.

A tan “sólo” 1.2 millones de kilómetros de nuestro planeta pasó la mañana de este lunes el asteroide 2004 BL86; una distancia tres veces mayor a la que existe entre la Luna y la Tierra. Sus 550 metros de diámetro no representan ningún riesgo para nosotros, más bien se trata de una oportunidad única de estudiar estos cuerpos espaciales.

La NASA ha dicho oficialmente que estudiarán la órbita de la roca, su superficie e incluso que buscarán lunas. Para conseguirlo, sus instalaciones en California y Puerto Rico enviarán señales de microondas que rebotarán en el astro y regresarán con datos que serán trabajados. Según Lance Benner, del Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California:

“Para objetos así de cercanos y con este tamaño, las observaciones de radar resultan análogas al vuelo de reconocimiento de un dispositivos espacial, en términos del calibre de los datos que podemos obtener.”

Las observaciones ya han comenzado, y hasta ahora ha podido identificarse una pequeña luna de 70 metros. Con los datos recogidos se espera profundizar nuestro conocimiento de los asteroides y sus órbitas, e incluso podríamos recoger información importante para la posible minería en este tipo de cuerpos.

2004BL86 y su pequeña luna. Fuente: NASA
2004BL86 y su pequeña luna. Fuente: NASA

Pasarán 200 años antes de que 2004 BL86 vuelva a pasar tan cerca de nuestro planeta, y no será sino hasta 2027 que tendremos a un cuerpo espacial a una distancia tan reducida. Puedes ver aquí el momento en que más cerca estuvo el asteroide de la Tierra:

vía Space.com

fuente NASA

temas