¿Jugaste mucho Pokémon de niño? Puede que esto haya reconfigurado tu cerebro

Un estudio de la Universidad de Stanford reveló que a las personas que jugaron mucho Pokémon se les activa una región específica del cerebro.
(Pokémon)

Pokémon Red and Blue se estrenó hace 23 años y fue todo un éxito. Muchos niños y adolescentes dedicaron horas incontables a este juego y a sus secuelas. Si fuiste uno de esos niños que invirtió una buena cantidad de tiempo jugando Pokémon, es muy probable que una región específica de tu cerebro se inflame cuando ves a los personajes ya como adulto. 

En un estudio reciente, investigadores de la Universidad de Stanford mostraron a sujetos de prueba cientos de personajes Pokémon. Como era de esperarse, los cerebros de los fanáticos de los Pokémon desde hace mucho tiempo respondieron más que aquellos que no están familiarizados con el juego. Pero lo que es más sorprendente es que, en el caso de todos los fanáticos, respondió un pliegue cerebral específico, un área justo detrás de las orejas, llamada surco occipitotemporal.

Los científicos ya sabían que los humanos tienen áreas específicas del cerebro que se usan para reconocer rostros, palabras, números e incluso celebridades. Esas áreas del cerebro a menudo se encuentran en el mismo lugar para grandes grupos de personas. Un estudio reciente realizado por la Escuela de Medicina de Harvard encontró que, para que los monos desarrollen regiones similares, deben estar expuestos a objetos desde una edad temprana. Los investigadores de Stanford se preguntaron si lo mismo ocurriría en los humanos. Los fanáticos de los Pokémon demostraron ser sujetos perfectos, ya que la mayoría comenzó a jugar cuando eran muy jóvenes y porque los personajes son muy distinguibles.

(Nintendo)

Los hallazgos apoyan las teorías de que la exposición en la primera infancia es necesaria para desarrollar regiones dedicadas del cerebro, y que desde una edad temprana, nuestros cerebros cambian en respuesta al aprendizaje experiencial. Debido a que el pliegue activado por personajes como Pikachu, Wobbuffet y Bulbasaur es el mismo que responde a las imágenes de los animales, los investigadores también creen que hay algún tipo de restricciones subyacentes conectadas al cerebro que determinan cómo suceden esos cambios.

Ahora,  mientras vamos a ver Detective Pickachu, que se estrenará más adelante esta semana y de la que tendremos reseña, podríamos preguntarnos si nuestro cerebro estuvo tan dedicado al maravilloso mundo de Pokémon si nos ponemos a identificar activamente a los personajes. 

Esto también podría significar que hay otros videojuegos y series de animación, que tuvieron un efecto similar al de Pokémon en nuestro cerebro.