Inegi: a más estudios menos oportunidad de encontrar empleo

Y ahora me pregunto: ¿para eso estudié tanto?
(Foto: Victoria Valtierra/Cuartoscuro)

Estas nuevas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) están para llorar, y es que de acuerdo con los números obtenidos por el instituto respecto al segundo trimestre de 2019 las personas que menos oportunidades tienen para insertarse en el mercado laboral son (somos) aquellas que cuentan con estudios superiores al nivel básico, lo que en términos más reconfortantes, significa que se encuentran sobrecalificadas.

También te recomendamos: Ya puedes buscar trabajo en México desde Google for Jobs

Según las cifras del Inegi, la tasa de desocupación (o sea, la población que no tiene trabajo) en México se elevó a los 2 millones de personas, convirtiéndose en la cifra de desempleo más triste desde el reportado durante el tercer trimestre de 2016. Así, del total de la población que no disfruta de una quincena en el país, el 47% de las personas (alrededor de 945 mil) cuenta con estudios de nivel medio superior y superior. Pero eso, al parecer, no es lo más lamentable.

(Foto: Inegi)

En entrevista con el diario El Universal, el profesor Héctor Magaña del Tec de Monterrey del Estado de México y del Centro de Investigación en Economía y Negocios (CIEN), explicó que si bien, existe un crecimiento en la generación de empleos, la mayoría de estas fuentes de trabajo no requiere de un nivel de conocimientos tan especializado o que incluso, sea necesario contar con experiencia laboral, ocasionando “que la población que cuenta con educación superior a la secundaria le resulte más complicado encontrar un empleo donde pueda explotar sus conocimientos”, dijo Magaña. Pero además, también es un síntoma que tiene como consecuencia que estas personas se vean obligadas subocuparse, es decir, que al hallar un empleo con puestos mal remunerados en comparación con sus habilidades o conocimientos y que, al no contar con los suficientes ingresos tengan que encontrar una fuente extra de ingresos.

“Esto trae como consecuencia que la tasa de subocupación llegue a ser casi del doble de la tasa de desocupación, es decir, que las personas que ya cuentan con una fuente de trabajo, al no tener suficientes ingresos para satisfacer sus necesidades, tengan que buscar una fuente adicional de trabajo para subsistir (o mejor dicho, sobrevivir)”, explicó el especialista.

Así, mientras que la tasa de desocupación fue de 3.5% -similar a la reportada durante el periodo anterior-, la tasa de subocupación fue de 7.6% de la población económicamente activa, lo que significó un incremento de 0.6 puntos porcentuales respecto a los meses anteriores.

Y, por si no fuera lo suficientemente triste esta información, también se reportó que el 57.6% de la población empleada en el país (unas 31.7 millones de personas) en este trimestre, cuentan con un salario de nada más y nada menos que de 6 mil 160 pesos.

Los estados con mayor tasa de desempleo en México son Puebla (62%), Quintana Roo (60%), Guerrero y Chiapas (con el 58%), Ciudad de México (57%), Veracruz (55%) y Campeche y Sinaloa (con el 54%).