La escultura mide aproximadamente 100 micrómetros.

Jonty Hurwitz es un escultor y artista plástico procedente de Londres, cuyo trabajo está en gran parte basado en la ciencia. De entre las cosas que tiene para mostrar, hay esculturas hechas en resina, acero, pólvora y acrílico. Sin embargo, el año pasado presentó lo que hasta ahora es la escultura con forma humana más diminuta del mundo.

La figura está dedicada a la confianza y tiene la forma del cuerpo de una mujer, con una altura que es comparable con el grosor de una hoja de papel común y corriente: 100 micrómetros. Un micrómetro equivale a la milésima parte de un milímetro, para que puedas darte una idea más clara, algunas bacterias miden de entre 100 y 500 micrones. La escultura ha sido comparada con el grosor de una delgada pieza de cabello y el ojal de una aguja.

La escultura sólo puede observarse con la ayuda de un microscopio
La escultura es mucho más diminuta que el ojal de una aguja

Para llevar a cabo este proyecto, el artista contó con la ayuda del nanocientífico Stefan Hengsbach, y la asesoría del Instituto de Tecnología de Karlsruhe y el Instituto de Ciencias de Weizmann. La técnica utilizada se conoce como litografía multifotón, que emplea como material un polímero sensible a la luz ultravioleta, que se vuelve sólido cuando es irradiado, algo muy similar a la técnica que utilizan los dentistas para aplicar una resina al restaurar una muela.

A pesar de que esta es la creación más diminuta del artista, no es la única “nano creación” que ha llevado a cabo. Si quieren ver más de su trabajo, pueden acceder a su portafolio en su página oficial.

vía Popular Science

fuente Jonty Hurwitz

temas