En México se respiró el aire más limpio en 20 años luego del desabasto de gasolina

Un estudio reveló que el desabasto de gasolina trajo consigo cosas positivas para el medio ambiente.
(Alx.Enas)

Hace unos meses todo era un caos en la Ciudad de México y en algunas ciudades al interior de la República, la causa: el desabasto de gasolina. Algunos usuarios dejaron ver su descontento en redes sociales, mientras que otros, argumentaban que era necesario de dejar de utilizar tanto el coche. Todo parece indicar que el desabasto trajo cosas buenas para el ambiente.

Algunas personas se vieron obligadas a utilizar el transporte público (el metro y metrobús incrementaron su nivel de usuarios hasta en un 7%) y otros medios alternativos para desplazarse como los polémicos scooters o las Eco Bicis.

Tras una investigación, Jorge García Franco –licenciado en Ciencias de la Tierra por la UNAM, maestro en Investigación Climática y Ciencias Atmosféricas por la Universidad de Leeds en Reino Unido y alumno de doctorado del departamento de Física de la Universidad de Oxford–, durante el periodo del desabasto se observó una notable diminución en cinco contaminantes principales: óxidos de nitrógeno, monóxido de cabrono y material particulado menor a 2.5 y 10 micrómetros.

El estudio se realizó a partir a partir de la revisión estadística de las concentraciones de contaminantes en 18 estaciones del Sistema de Monitoreo Atmosférico de la Ciudad de México de los últimos 20 años.

De acuerdo con el estudio y García Franco:

“Por primera vez en 20 años, se respiró aire cuya calidad cumplió con los estándares de la OMS en más del 80% de los días”.

¿Esto significa que deberían implementarse otro tipo de medidas para garantizar la salud humana y del medio ambiente relacionada con el uso del automóvil? Definitivamente, pero se trata de un trabajo conjunto donde los ciudadanos deben tomar consciencia y las autoridades mejorar los sistemas de transporte de la ciudad.

ANUNCIO