El Doodle de hoy recuerda la obra de la genetista estadounidense.

Google celebra el 155 aniversario de nacimiento de la investigadora Nettie Stevens en el Doodle que adorna su buscador el día de hoy.

Stevens, nacida en Vermont (Estados Unidos) en 1861, se interesó desde muy temprana edad en descifrar que hace diferente a los hombres y las mujeres. A pesar de ser muy brillante, lo cual le permitió adelantar varios cursos a lo largo de su educación básica, la economía familiar no era muy buena. Por eso tuvo que dejar de estudiar cuando terminó la preparatoria y dedicarse a trabajar para ahorrar y pagar su educación superior.

A los 35 años logró ingresar a la Universidad de Stanford y desde entonces se dedicó en cuerpo y alma a la investigación, especializándose en genética. En 1903 Nettie Stevens se doctoró en el Bryn Mawr College de Filadelfia, en la facultad en la que trabajaban Edmund Beecher Wilson y Thomas Hunt Morgan, dos grandes biólogos de la época. Stevens se convirtió en su asistente y, después de regresar de un postdoctorado en Europa, comenzó a realizar sus propias investigaciones.

gene

Con su investigación Studies in Spermatogenesis with Special Reference to the “Accessory Chromosome” marcó un antes y un después en el estudio de la genética. Nettie retomó algunos planteamientos de Wilson y Morgan para descubrir la conexión entre los cromosomas y las características físicas de las personas.

Stevens analizó la diferenciación celular en embriones y descubrió la forma de los cromosomas. Además llegó a la conclusión de que los cromosomas son los encargados de determinar el sexo de los seres vivos y que la única diferencia que determina el sexo radica en dos clases de espermatozoides: los espermatozoides que poseen el cromosoma X y los que poseen el Y. La investigadora también determinó que, si un óvulo es fecundado por un espermatozoide portador de X producía una hembra, y si el cromosoma era Y daría lugar al macho.

Lamentablemente, con tan sólo 12 años de carrera activa en el mundo de la investigación científica, Stevens murió en 1912 a consecuencia de un cáncer de mama.

fuente Google Blog

temas