Descubren un híbrido entre ballena y delfín en Hawai

El híbrido se encuentra en la parte de arriba de la foto. (Imagen: Cascadia Research Collective)

El hecho de que exista esta extraña criatura no significa que se trate necesariamente de una nueva especie.

¿La Madre Naturaleza sigue dotando al mundo de nuevos especímenes? Hace un año un grupo de investigadores encontraron un cetáceo muy raro, que parecía un híbrido de lo que podría considerarse un delfín y una ballena en la costa de Hawai. Hoy, un nuevo análisis publicado por el Naval Facilities Engineering Command confirma la extraña naturaleza del animal.

La aleta dorsal de la criatura desconocida es empinada, como la de una ballena con cabeza de melón. Pero los científicos observaron que su cara no era tan redonda como la de una ballena, y en su lugar se parecía a la de un delfín de dientes ásperos. De acuerdo con Robin Baird, biólogo marino y primer firmante del equipo de investigación:

“Teníamos las fotos y sospechamos que era un híbrido de características morfológicas intermedias entre especies. Ahora lo podemos confirmar”.

Los biólogos lograron obtener una biopsia utilizando una ballesta, equipada con un dardo especial, que evita la penetración profunda y devuelve una muestra de la piel del animal. Esto reafirmó la ascendencia del animal, se trata del primer híbrido conocido entre estas dos especies, el cual ha sido bautizado en jerga común como Wholphin.

Parece una cosa de locos, pero vayamos con calma. La ciencia nos ha demostrado que la Peponocephala electra es una especie delphinidae y que los delfines son, en realidad, una subfamilia de las ballenas. Así, ya no parece tan complicado que las dos especies se pudieran reproducir.

No es la primera vez que se tienen noticias de híbridos de delfines. Existen casos, como el de la cruza de un delfín y una falsa orca o el de una beluga y un narval, el cual fue bautizado como Narflugfa.

Lo cierto, y es importante aclararlo, es que no necesariamente se trata de una nueva especie, la razón. La mayoría de los híbridos son infértiles o se reproducen con mucha dificultad, esto significa que no pueden producir descendencia viable con su propia especie.

Pero no hay por qué desanimarse, existen historias como la de los pinzones de Galápagos, que son unos híbridos que consiguieron volverse una especie en solamente en dos generaciones.

El equipo de investigadores seguirá realizando investigaciones en torno al Wholphin para conocer más al respecto y tal vez, no lo sabemos, pronto estaremos ante una nueva especie marina.

fuente Naval Facilities Engineering Command

temas