Aunque suele tratarse de un padecimiento conocido es muy raro que exista un cerebro adulto así.

(Adam Voorhes)

Una historia científica de terror. El fotógrafo Adam Voorhes descubrió un cerebro sin pliegues mientras mientras captaba cerebros con humanos con su cámara que están almacenados en la Universidad de Texas para su próximo libro. ¡Un cerebro liso y sin pliegues no es una cosa común! Además el el apellido del fotógrafo es el mismo que el de Jason de Viernes 13.

David Dexter, director científico del Banco de Cerebros del Reino Unido de Parkinson, declaró para New Scientist que nunca antes había visto un cerebro adulto como este:

“Tenemos [el caso] a la extraña persona a la que faltan ciertos surcos, pero nada en la medida de este cerebro”.

La falta de surcos y pliegues que caracterizan al cerebro humano se debe a una rara condición llamada lisencefalia y se trata de una “una malformación cerebral que hace que la corteza tenga un aspecto anormalmente liso, estando ausentes los giros y los surcos característicos de esta región”.

Voorhes pasó más de un año investigando sobre este cerebro, pero nunca encontró el nombre de la persona a la que pertenecía. Lo más raro es que las personas con lisencefalias similares (nunca tan marcadas) presentan complicaciones para comer, espasmos musculares, convulsiones, dificultades de aprendizaje y muchas mueren antes de los 10 años. El asunto es que en este caso estamos hablando de un cerebro adulto.

Adam Voorhes retrató la colección de 100 cerebros humanos de la Universidad de Texas, pero nunca encontró nada igual al cerebro liso. De todas formas, dicha institución educativa ha recibido recientemente un escáner de resonancia magnética para documentar a detalle la estructura de los cerebros de toda la colección.

¿Quién será la persona que logró vivir tanto tiempo con lisencefalia?

fuente New Scientist