Su extensión rebasó todas las expectativas que se tenían para diciembre. 

La Universidad de Santiago de Chile y el Instituto Chileno Antártico dieron a conocer los resultados de un muy reciente estudio realizado al agujero de la capa de ozono, ubicado en la Antártida. De acuerdo con el estudio, el agujero alcanzó en diciembre su mayor tamaño histórico para este mes, extendiéndose 10 millones de kilómetros cuadrados. Una cifra impresionante, sobre todo porque representa más del doble del promedio que normalmente ha alcanzado en años anteriores.

Durante la investigación, que se inició el pasado 15 de noviembre, los científicos chilenos llegaron a la Estación Científica Polar Glaciar Unión, ubicada en el corazón de la Antártida a mil kilómetros del polo sur, hasta donde llevaron alrededor de 600 kilos de equipamiento tecnológico.

En las conclusiones del trabajo, los estudiosos señalan que el agotamiento de la capa de ozono se debe principalmente a la presencia en la estratosfera polar de sustancias ‘destructoras de ozono’, generadas por actividades industriales en latitudes medias del mundo y las bajas temperaturas de la estratósfera.

Los niveles de ensanchamiento del agujero de la capa de ozono han llegado a niveles alarmante, tan sólo en octubre de este año alcanzó los 28 millones de kilómetros cuadrados, el cuarto mayor tamaño que ha alcanzado en la historia.

A pesar de lo anterior, los científicos son optimistas y resaltan que, gracias a las limitaciones internacionales en la emisión de sustancias destructoras de ozono, se proyecta una recuperación de la capa de ozono a mediados de este siglo.

fuente Universidad de Santiago de Chile

temas