Si no cambian las tendencias actuales, la contaminación del mar aumentará la acidificación del agua en 170% para finales de este siglo.

Una investigación realizada por el Programa Internacional Geosfera-Biosfera indica que, la cada vez más acelerada actividad humana sobre los entornos naturales, que se disparó a partir de la Revolución Industrial, ha traído como consecuencia el aumento de 26% de la acidificación de las aguas marinas. Lo anterior se debe a que al día se arrojan 24 millones de toneladas de CO2 a los océanos, con lo cual se ha provocado un cambio en el pH de las aguas que, de acuerdo con sus datos, puede hacer desaparecer al 30% de las especies marinas, incluidos los corales, en los próximos 75 años.

El profesor Jean- Pierre Gattuso, uno de los autores del informe, afirma:

“Para 2100 no encontraremos ningún molusco que viva en unas condiciones de pH similares a las actuales”

Asimismo, esta acidificación de las aguas, corroborada por otros estudios similares realizados anteriormente, se está produciendo de una manera más rápida que en cualquier otro momento de la historia de la Tierra.
 

PH-agua-marina
PH oceánico en 1850 (arriba) y el estimado para el año 2100 (abajo)

De acuerdo con el estudio los océanos que presentan mayor acidificación son los océanos Ártico y Antártico, zonas en las que se registra una mayor concentración de CO2. Los investigadores auguran que, antes de acabar la década, el 10% del Ártico serán aguas inhóspitas para especies que construyen sus conchas con carbonato de calcio y que, para finales de siglo, se convertirá en un ambiente hostil para sus actuales habitantes.

La investigación concluye que solo se podría ralentizar el proceso de acidificación reduciendo significativamente los niveles de CO2, producidos por la depredación ambiental de los seres humanos.

vía BBC

fuente Programa Internacional Geosfera-Biosfera

temas