Científicos de la Universidad de Cambridge descubren que los zorros plateados comparten las mismas características faciales de belleza con las de una mujer hermosa.

Dicen que la belleza está en el ojo del que la mira, pero algunos científicos creen que podría ser posible comprobar si una mujer o un hombre son hermosos si determinamos que tan “zorros” son. Y no nos referimos a que sean de cascos ligeros, como diría la abuela, sino a que un grupo de investigadores han descubierto que los rasgos faciales que hacen atractiva la cara de un zorro para sus congéneres, son los mismos que tomamos en cuenta los humanos para considerar a un rostro hermoso.

El estudio encontró que las características que poseen las crías de zorros plateados, como las caras tersas, una nariz y mandíbulas pequeñas, así como una frente amplia, son las mismas características que los humanos consideran deseables.
 

Zorro-plateado
Zorro plateado

La investigación, realizada por la Universidad de Cambridge, también descubrió que la presencia o ausencia de tales características atractivas altera el tipo de cercanía que tienen los padres hacia su descendencia. En el caso de los zorros, estos cuidan mejor a sus hijos “agraciados” que a los que no poseen las características de belleza enumeradas anteriormente, por su parte los humanos tienden a dar mejor trato a los hijos guapos que a los feos. Es decir, incluso los padres preferirán más al  hijo que parece zorro que al que no lo parezca.

A su vez, se determinó que las características de los zorros plateados mansos (orejas caídas, cráneos redondeados, caras lisas, narices rechonchas y mandíbulas cortas)  son las que socialmente se encuentran en una persona amigable y confiable, y por tanto son las que poseen las personas que son buenas para hacer negocios.

Así que ya saben porque tienen tanta suerte los zorros y las zorras del mundo y, nos sirve para comprobar por qué a Mauricio Garcés lo apodaban, justamente, como el zorro plateado.

Mauricio-Garcés

vía Daily Mail

temas