Las ballenas jorobadas se están organizando en grandes grupos y los científicos no saben por qué

Foto: Jim Pfeiffenberger

Científicos han avistado grupos de 200 ballenas jorobadas en mar sudafricano. Esto sería normal sino es porque esta especie se caracteriza por ser solitaria.

El pasado 11 de febrero más de 200 ballenas piloto encallaron en las costas de Nueva Zelanda y la gente no sabía por qué. Cuando trataban de devolverlas al mar, los cetáceos insistían en dejarse morir en las costas zelandesas. Todavía no sabemos por qué sucedió esto y, ahora, los científicos han detectado que las ballenas jorobadas están formándose en grandes grupos que van de 20 a 200 mamíferos marinos. Esto no tendría nada raro si no fuera porque esta especia de animal se caracteriza por andar en solitario. Ante esta nueva conducta los científicos están perplejos.

Pero eso no es todo, estos grupos de ballenas han sido vistos rondando por la costa de África del Sur, pero el problema es que para esta época del año deberían estar nadando en las heladas aguas de la Antártida. Además, la mayoría de estos grupos están formados por cetáceos jóvenes pues, si se tratara de animales de gran tamaño, no podrían alimentarse. De acuerdo con los investigadores este fenómeno se está reproduciendo desde hace cinco años, aproximadamente.

Las ballenas jorobadas se están organizando en grandes grupos y los científicos no saben por qué
Foto: Jean Tresfon

Precisamente esto ha llevado a los científicos a deducir que las ballenas podrían estar buscando un pez o un cardumen de krill, ambos parte de su alimentación.

Otra idea es que desde que se han vuelto una especie protegida en 1996 –luego de que se acabara con el 90%–, la ballena jorobada ahora puede andar en grupos de esta magnitud, y nosotros, que las consideramos como seres huraños, estamos en realidad equivocados.

O tal vez, ante el calentamiento de los océanos las ballenas tratan de decirnos algo. Tal vez se están readaptando a una nueva forma de vida. Tal vez no las cazamos ya pero, de todas formas, estamos terminando con su vida. Tal vez ésta es una forma de decirnos: “Paren, el mundo no es inagotable”.

vía Popular Science

fuente Plos One

temas