Frank Zappa, ese genio infravalorado por la mayoría de los que se dicen fanáticos del rock, ha recibido un nuevo homenaje póstumo bastante singular: una bacteria recién descubierta llevará su nombre.

La obra de Zappa nunca ha sido fácil de escuchar para los seguidores promedio del genero que tocaba, y que en cierta forma repudiaba, debido a que su obra era complicada, satírica y llena de mensajes cifrados. Por ello sus fans suelen ser iconoclastas o personas con educación formal de diversos ámbitos, como el biólogo italiano Andrea Campisano, investigador de la Edmund Mach Foundation, quien recientemente descubrió un nuevo tipo de bacteria similar a la causante del acné.

La bacteria tiene la singularidad de haber conseguido traspasarse de los humanos hacia las plantas, un fenómeno nunca antes visto. Campisano declaró con respecto a su descubrimiento:

“Esta es la primera vez que encontramos un microorganismo que puede traspasarse de un humano a una planta.”

Campisano decidió bautizar a la bacteria como acnes Zappae, en honor a su ídolo debido a que escuchaba la música de Zappa mientras realizaba el descubrimiento. Además confesó que una cita del músico adorna la pantalla de su computadora:

“Si tienes una vida aburrida y mediocre es por haber escuchado a tu mami, a tu papi, a tus profesores, a los curas o a algún tipo en la televisión diciéndote cómo hacer las cosas ¡Así que te lo mereces!”

El investigador italiano detectó el ADN de la bacteria en las células de las uva, y descubrió que se parecía sospechosamente a la bacteria causante del acné humano, después de analizarla descubrieron que era una mutación que debió pasar de los humanos a las plantas hace miles de años:

“Resulta que la fecha más probable de su traspaso es hace unos 7,000 años, cuando estimamos que comenzamos a cultivar viñedos. Probablemente tan pronto como los humanos comenzaron a tocar esta planta, esta bacteria que solía vivir en la piel humana encontró un ambiente hospitalario dentro de las células de la vid”, dijo Campisano.

Instalada en las uvas, la bacteria no parece causarles daños a estos y otros frutos. Los investigadores creen que simplemente cambió su apetito a partir de los ácidos grasos humanos a los de las células vegetales. De hecho, se ha adaptado tan bien que ya no puede crecer en la piel humana.

La acnes Zappae se viene a sumar a otros homenajes científicos que ha recibido el finado compositor de Maryland, como la  Phialella zappai (una medusa de mar), el Zappa confluentus (un pez), Amauratoma zappa (un molusco extinto), el Pachygnatha zappa (un arácnido) y el 3834 Zappafrank (un asteroide).

vía Los Angeles Times

fuente Molecular Biology and Evolution

temas