El famoso divulgador científico Neil deGrasse Tyson es acusado por tres mujeres de abuso sexual.

Neil deGrasse Tyson con Diosvado Salinas

(Fox)

Sin duda, en la actualidad, Neil deGrasse Tyson es el más famoso divulgador científico de todo el mundo, además de ser una estrella de Twitter, y el director del Planetario Hayden del Museo de Historia Natural de Nueva York. Justo por eso, y por ser la cara del meme “Ay si, Ay si” y de la serie Cosmos, es un rostro ameno y reconocible, que es respetado por propios y extraños, al que se le suele preguntar por cosas ñoñas y por aspectos científicos.

Pero su ética ha sido puesta en entredicho por tres mujeres que lo acusan de acoso sexual, laboral e incluso violación. La información fue difundida por el sitio web Patheos, que se dedica a publicar noticias religiosas. A pesar de que el portal es especialmente crítico con la comunidad científica, las acusaciones han tenido repercusión mediáticas, e incluso National Geographic y Fox, cadenas que transmitirán la nueva temporada de Cosmos en  2019, afirmaron que iniciarán una investigación interna en contra de Tyson.

Patheos entrevistó a la doctora Katelyn N. Allers, profesora de Física y Astronomía en la Universidad Bucknell. Ella relató que conoció a Neil deGrasse Tyson en una fiesta de la la Sociedad Astronómica de Estados Unidos en 2009, en la que Tyson tuvo para con ella un “comportamiento horripilante”.

Katelyn N. Allers (Bucknell University)

Allers tiene un sistema solar tatuado desde su brazo y hasta su espalda. A lo largo de la noche Tyson estuvo bebiendo y bailando, por eso se le hizo simpático tomarse una foto con él, pero de inmediato Tyson se mostró “muy obsesionado” con su tatuaje, y en varios momentos le indicó que quería descubrir si también tenía tatuado Plutón, mirándola libidinosamente. Él “siguió el tatuaje en su vestido” hasta su trasero. En la entrevista, Allers sostiene que Tyson nunca se propasó con ella, y que el incidente “no alcanzó el nivel de un asalto” sexual, pero ese día comprendió que el astrofísico “no es alguien que tenga gran respeto por la autonomía del cuerpo de una mujer”. También indicó que en ese momento no existía un ambiente propicio para denunciar el acoso sexual, pero la Dra. Allers afirma que, si el incidente hubiera ocurrido en la actualidad, no hubiera dudado en acusarlo.

Gracias a la entrevista con Allers, Patheos pudo entrevistar a Ashley Watson, doctora en bioquímica, actriz y exasistente de Tyson, quien afirmó que el astrofísico la acosó sexualmente durante el verano que trabajó con él, y eso la obligó a presentar su renuncia.

Ashley Watson(Provided)

De acuerdo con Watson, Tyson la invitó a cenar a su departamento para “compartir una botella de vino”. Ella afirma que se sintió presionada por impresionar a su jefe, pero aceptó porque sabe que Tyson es un hombre casado. Al llegar al departamento descubrió que Tyson estaba solo, y de inmediato la hizo sentir incomoda, debido a que su jefe se quedó en camiseta sin mangas y se quitó los zapatos, y comenzó a poner canciones románticas, cantando sólo las partes con situaciones sexualmente explícitas, y remarcado sus palabras.

Además, Tyson la invitó a comer queso, sacó una tabla de cortar y antes de comenzar a cortarlo hizo la broma de que la apuñalaría. “Eso fue una mala broma mala, pero también fue intimidante. Y, definitivamente fue un movimiento extraño para remarcar su poder”.

Tyson comenzó a hablar sobre cómo los seres humanos necesitan “liberarse”, y ella decidió abrirse contando una historia de acoso sexual que había vivido antes. Watson dice que Tyson no se conmovió. “Era como hablar con una pared”, recordó.

Después le indicó que le enseñaría a dar un “apretón de manos nativo americano”, y la tomo de las manos sin perder el contacto visual, mientras intentaba tomar su pulso. Al sentirse incomoda buscó salir del lugar, pero antes Tyson la tomó de los hombros y le dijo que la quería abrazar, pero que si lo hacía “simplemente querría algo más”.

Ella salió del departamento a toda prisa y, al día siguiente, Watson se enfrentó a Tyson. Ella le dijo que se sentía traicionada, ya que para ella Tyson era un mentor. Tyson respondió diciendo que ella nunca tendría éxito profesionalmente porque ” se estaba distrayendo demasiado” con cosas sin importancia. La doctora Watson se quejó con el supervisor por Tyson, pero no pasó nada.

Finalmente, Patheos recordó el caso de la cantante y profesora de física Tchiya Amet, quien estudió con Tyson en la Universidad de Texas en los años ochenta.

(Tchiya Amet/Neil deGrasse Tyson)

Amet reveló hace un par de años en su blog que en 1984, cuando estudiaba un posgrado al lado de Tyson, éste la drogó y la violó.

“Me ofreció un vaso de agua. Y acepté beber en una taza hecha de cáscara de coco. Después de tomar eso sólo recuerdo haber vuelto a la conciencia brevemente, luego lo siguiente que recuerdo es verlo en el pasillo al día siguiente. He vivido con esta pesadilla durante 30 años, y eso termina hoy”.

Por el estrés de la violación, Amet abandonó el posgrado, sufrió un trastorno por estrés postraumático y acudió a terapia durante años.

La doctora Watson intentó acercarse a Amet para expresar su apoyo y acusar a Tyson, para evitar que vuelva a intentar lo mismo con otras mujeres.

Por su parte, Tyson respondió a las acusaciones desde su cuenta oficial en Facebook en un largo post, negando todo lo que se dice sobre él en el reportaje de Patheos:

Posted by Neil deGrasse Tyson on Saturday, December 1, 2018

En su mensaje, Tyson le pide disculpas a Allers e indica que sólo estaba bromeando con ella por su curioso tatuaje:

“Acabo de enterarme (nueve años después) de que ella pensaba que aquel comportamiento había estado fuera de lugar y estoy profundamente arrepentido de haberla hecho sentir así.
Si me hubiera expresado su malestar en el momento, habría ofrecido esta misma disculpa de inmediato. En mi opinión, soy una persona accesible y amigable, pero en el futuro, intentaré tener más sensibilidad con el espacio personal de la gente, incluso en medio de mi entusiasmo con los planetas.”

Con respecto a la acusación de su exasistente, se centró en explicar la descripción del apretón de manos nativo americano:

“Nunca la había tocado hasta que le di la mano al despedirnos. En esa ocasión, le di un apretón de manos especial, uno que aprendí de un anciano nativo en una reserva al borde del Gran Cañón. Consiste en extender el pulgar hacia adelante durante el apretón de manos para sentir la energía espiritual vital de la otra persona: su pulso. Nunca he olvidado ese apretón de manos, y lo guardo para las personas con las que he desarrollado una nueva amistad. En esa última reunión en mi oficina, me disculpé profusamente. Ella aceptó la disculpa. Y le aseguré que si hubiera sabido que estaba incómoda, me habría disculpado en el acto, habría terminado la velada y posiblemente le hubiera recordado la otra reunión social a la que podía asistir. Sin embargo, ella dijo que era su último día. El último gesto que tuvo Watson hacia mi fue ofrecerme un abrazo, que acepté como gesto de despedida hacia un amigo”.

En cuanto a la acusación de violación, Tyson reveló que tuvo una breve relación romántica con Amet:

“Intimamos unas cuantas veces, todas en su apartamento, pero no tuvimos química. De acuerdo con lo que ha publicado en su blog, la acusación de que la drogué y la violé proviene de lo que supone que sucedió durante una noche de la que no puede recordar nada. Es como si se hubiera implantado un falso recuerdo, que, como en realidad nunca sucedió, es incapaz de recordar. Tampoco recuerda haberse levantado a la mañana siguiente y haber ido a la oficina. Llevé un registro de todo lo que ella publicó, en caso de que sus historias cambiasen con el tiempo. Así que esto es tan triste qué, para mí, desafía toda explicación.”

Finalmente, Tyson indicó que son estas acusaciones pueden dañar su matrimonio y reputación:

“Estas acusaciones pueden dañar la reputación y el matrimonio de alguien. A veces de forma irreversible. Me veo como un esposo cariñoso y como un funcionario público, un científico y educador que ayuda a todos. Estoy agradecido por el apoyo que he recibido de aquellos que continúan respetándome, y valorándome a mí y a mi trabajo”.

La investigación de Fox, a punto de convertirse en propiedad de Disney, siguen su curso y podrían significar el fin de Cosmos, e incluso no renovar la serie.

vía Patheos

fuente Neil DeGrasse Tyson

temas