El primer modelo fabricado por General Motors que incluirá esta tecnología estará listo en el 2016.  

El Cadillac CT6 incorporará en su modelo estándar un espejo retrovisor con una pequeña pantalla TFT LCD, que permitirá ver los autos que se aproximan al vehículo mediante una cámara incrustada en la cajuela del auto. De acuerdo con General Motors, la cámara incluirá tecnología de gran angular antireflejante, por lo que el nuevo “espejo retrovisor” ofrecerá un campo de visión hasta cuatro veces mayor que la de un espejo estándar.

La idea detrás de esta innovación es impedir que el conductor pierda de vista el camino por algún obstáculo, como pasajeros o equipaje que bloqueen el ángulo del espejo retrovisor. La pantalla tendrá una resolución de 1,280 x 240 píxeles y 171 ppp, mientras que la cámara contará con un canal de video diseñado para reducir el brillo y permitir una imagen lo más nítida posible en situaciones de poca luz, así como un recubrimiento hidrófobico que ayudará a mantener la claridad de la pantalla incluso bajo una fuerte lluvia. Por si fuera poco, si el conductor se siente incomodo con la pantalla, bastará con oprimir un botón para que sea cubierta con un espejo tradicional.

Actualmente ya existen en el mercado dispositivos similares que pueden montarse en los autos, pero hasta ahora ninguna compañía importante había decidido incorporarlos de fábrica en sus modelos, aunque Nissan ya trabaja en una idea similar ¿Estaremos viendo el nacimiento de un estándar en la industria automovilística?

fuente General Motors

temas