Grannec ganó el balón de oro de los videojuegos este año. Al igual que Cristiano Ronaldo, él estuvo presente en la ceremonia de la FIFA que se llevó a cabo esta semana.

El actualmente mejor jugador de videojuegos de fútbol inició su amor por éstos cuando contaba con 4 años y sus padres le regalaron a uno de sus hermanos mayores una copia de Soccer para el NES, desde entonces no ha dejado de apasionarse por los títulos basados en el deporte más popular del planeta.

A los 5 años Grannec ya copiaba con el control las jugadas que veía realizar a sus hermanos, con el paso del tiempo y de las consolas, fue perfeccionado su juego hasta volverse un profesional. Inicialmente lo hizo en los torneos de PES, ganado los torneos internacionales del juego de fútbol de Konami en dos ocasiones: 2006 y 2012.

Actualmente, después de graduarse como informático, se gana la vida como jugador de FIFA 14, cuyo torneo internacional también a ganado en dos años diferentes: 2009 y 2013, convirtiéndose en el primer jugador que ha ostentado ser el mejor en los dos más populares títulos de fútbol del mundo.

Bruce-Grannec-02
Bruce “Spank” Grannec en la ceremonia del Balón de Oro, junto con el entrenador del Borussia Dortmund, Jürgen Klopp

El fútbol virtual es un trabajo de tiempo completo para Bruce, quien vive y entrena como un futbolista profesional, cuenta con un entrenador personal, un representante y un sparring. Además ha publicado un libro con sus recomendaciones de juego y a mediados del año pasado grabó un documental sobre su carrera.

Uno de los rivales de “Spank”, el español Alfonso Ramos que le ganó a Bruce la final del FIFA 2012, lo describe de la siguiente forma:

“Es muy frío. Gane o pierda, nunca pierde la compostura.”

El año pasado Grannec ganó la FIFA Interactive World Cup 2013, en la que participaron 2.5 millones de jugadores, luego de superar en la final al talentoso mexicano Andrei Torres Vivero. Grannec se llevó 20,000 dólares en efectivo y un pase a la entrega del Balón de Oro, donde se le entregó un reconocimiento de manos de Jürgen Klopp, el temperamental entrenador del Borussia Dortmund. En la ceremonia “Spank” declaró:

 “Todavía no me creo que esté aquí. Valió la pena ganar la FIWC por conocer y saludar a todos mis héroes.”

Por su parte, Klopp lo felicito y le dijo:

 “Mis jugadores se sentirían muy afortunados si pudieran conocerte en persona.”

Durante el evento Grannec, con cierto descaro, prometió volver a llegar a las finales del torneo de FIFA de este año que, por primera ocasión, se realizara en la misma sede que el Mundial real: Brasil.

vía Marca

fuente Bruce Grannec

temas