Frida, uno de los perros rescatistas de la Marina mexicana.

Las imágenes de los perros rescatistas se han convertido en un ícono de la solidaridad mexicana.

Luego del devastador sismo con magnitud de 7.1 grados que sacudió a México el pasado 19 de septiembre, la sociedad mexicana se volcó a las calles para ayudar a los afectados y tratar de salvar vidas. Entre todas las muestras de solidaridad, hay una que no ha pasado desapercibida: la labor de los perros rescatistas.

Frida, una perrita labrador de siete años entrenada por la Marina mexicana, le ha dado la vuelta al mundo tras haber encontrado entre los escombros a varias personas en la Ciudad de México. Ella es uno de los tantos canes que forman parte de los llamados “binomios caninos”, con los que que la Marina y otras organizaciones han ayudado en las labores de rescate en las estructuras colapsadas.

La imagen de Frida vestida con un arnés de la Marina, un visor y sus “botitas” es ya un icono de la solidaridad mexicana. Sin embargo, a partir de esa foto muchos se han preguntado cuál es la función del calzado que utilizan los perros durante los trabajos de búsqueda y rescate.

Estos botines sirven para proteger las almohadillas en las patas de los canes, que durante su labor podrían lastimarse por el material que está en los escombros o por la elevada temperatura de las superficies. En realidad son productos muy comunes en las tiendas de mascota, aunque en circunstancias como estas pueden comenzar a escasear.

Es por eso que entre todas las donaciones que se han hecho en últimos días, también se han visto estos artículos en los centros de acopio y en los lugares en donde se realizan trabajos de rescate. No olvidemos que la labor de estos perros también está ayudando a salvar vidas humanas.

temas