Todo usuario de Windows sabe que en algún momento se verá obligado a utilizar la -incómoda- combinación de teclas Ctrl + Alt + Supr, ya sea para entrar al administrador de tareas o para intentar reiniciar el quipo a base de frenéticos dedazos.

En una reciente entrevista en la Universidad de Harvard, Bill Gates habló sobre los inicios de Microsoft y tocó el tema de este infame comando para finalmente aceptar, luego de muchos años, que no fue una buena idea después de todo:

“Fue un error… Podíamos haber tenido un solo botón, pero la persona que hizo el diseño del teclado de IBM no quiso.”

David Bradley, un ingeniero que trabajó en IBM, es esa persona a la que el cofundador de Microsoft se refiere y a quien le debemos esos dolores de espalda provocados por la mala postura adquirida al presionar esas tres teclas.

Ahora la única duda que queda es: ¿por qué todavía no tenemos un botón físico que haga eso?

vía The Verge

temas