La proyección fue realizada por una tomando en cuenta proyecciones del gobierno de los Estados Unidos.

El gran impedimento para la popularización de los autos eléctricos sigue siendo su precio, bastante alto para que las clases medias puedan acceder a ellos fácilmente. Los coches que funcionan con combustibles fósiles siguen siendo más baratos, pero eso podría cambiar más pronto de lo que pensamos.

De acuerdo con los analistas de Bloomberg, tomando en cuenta la evolución del precio del petróleo, de las baterías de litio, y los costos del mantenimiento de las unidades, calculan que en el 2022 los autos eléctricos serán más asequibles que los convencionales.

Bloomberg usó el pronóstico que realizó el gobierno de Estados Unidos referente al petróleo, donde calcula que en el 2022 el barril alcanzará un precio de entre 50 y 70 dólares. Además, también proyectan que el precio de las baterías será mucho más barato, alcanzando un promedio de 120 dólares por kWh, contrario a los 350 dólares en que actualmente se comercializan.

El reporte concluye indicando que, de cumplirse el pronóstico, para el 2040 el 35% de los vehículos compactos serán eléctricos, y tendrán un precio menor a los 22,000 dólares. Como consecuencia el consumo total de los combustibles fósiles bajara globalmente en un 14%.

vía The Guardian

fuente Bloomberg

temas