logo-codigo-espagueti

¿Por qué el episodio 1015 de One Piece se volvió tan único dentro del anime?

One Piece hizo historia entre los fans con el episodio 1015 del anime.
Por qué el episodio 1015 de One Piece se volvió tan único dentro del anime
Soy Monkey D. Luffy | Foto: Toei Animation

One Piece Hay muchos aspectos en los cuales podemos basarnos para atribuir que el episodio 1015 del anime merece la mayoría (no TODOS)  los elogios que ha recibido desde hace 24 horas.

Desde el aspecto temporal de la serie, el episodio 1015 (“¡Sombrero de Paja Luffy!¡El hombre que será el rey de los Piratas!”) está basado nada menos que en el capítulo 1000 de One Piece manga, uno que si vamos un año atrás también causo furor luego de su publicación en Weekly Shonen Jump. Tener 1000 capítulos publicados en una revista “semanal” es algo de lo que solo unos cuantos mangas pueden jactarse; sin embargo hace falta más que un número para elevar la emoción entre sus fans.

Haciendo un recuento rápido sobre su contenido, el capítulo 1000 de One Piece finalmente reúne a Luffy y sus compatriotas generacionales (Zoro, Law, Kid, Killer) en la pelea que definirá su futuro: si están listos para tomar la cima de la “Gran Era Pirata” o si sus ambiciones y sueños serán truncados – como ha ocurrido cientos de veces – por los piratas más fuertes de la era anterior, conocidos ahora como los emperadores Big Mom y Kaido.

La premisa por si sola crea un escenario con una tensión tan descomunal que tal vez no habíamos visto desde la guerra entre Barbablanca y La Marina; se trata de una encrucijada para la serie que cambiará el interior de su universo sea cual sea su resultado.

Foto: Toei Animation

Si hay una razón para haber comenzado este recuento desde la perspectiva del manga es muy simple: porque “del manga se basa el anime“. Aunque suene tan obvio, recordar este hecho nos ayuda a reconocer el reto que conlleva hacer una “adaptación”, con todo el alcance de sus posibilidades e impacto que conlleva. En ese sentido, Toei Animation hizo algo que no esperaban ni los fans más puristas del manga o anime: dio rienda suelta a la capacidad creativa de su equipo de producción y JUSTO AQUÍ es donde el episodio 1015 de One Piece se vuelve especial.

Personalmente, pienso que “adaptar un manga tal cual aparece en el libro” se ha vuelto un mal silencioso tanto para cualquier animación como para la libertad de un equipo de producción para realizar el trabajo. Afortunadamente hay momentos donde la propia historia da la oportunidad de agregar ese “extra” y este capítulo comenzó así (incluso dando la sensación de que es más largo de lo que aparentan sus apenas 23 minutos).

Si bien la plática entre Ace y Yamato aparece en el manga, su adaptación al anime orquestada por Megumi Ishitani expandió este momento en una narrativa de lo más disfrutable en todos los sentidos, tan solo hay que ver los siguientes escenas para confirmar que “el anime de One Piece” hizo algo más: en vez de ver el manga como un molde rígido y sin flexibilidad, lo convirtió en un punto de referencia para proponer un storytelling de lo más estilizado en términos de narración, adaptación y animación.

¿Qué más hace falta mencionar aparte de los excelsos momento de nuestro capitán del Sombrero de Paja? Su perspectiva desde que se involucró con los samurai hasta su llegada a la pelea actual, la compasión que siente cada vez que mira a sus amigos sufrir, la convicción que no lo hace temblar ni por un momento frente a cualquier adversidad, condensado en ESA frase… ¡vaya! incluso la animación junto a la interpretación de Mayumi Tanaka es suficientemente clara para distinguir cada silaba en el speech más conocido de Luffy durante los últimos 23 años… “¡soy el hombre que se convertirá en el Rey de los Piratas”!

¿Qué te pareció el episodio 1015 de One Piece?

***

NANI?, un vlog donde discutiremos los temas centrales de la agenda del entretenimiento audiovisual asiático, principalmente de la industria japonesa. No te lo pierdas en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO