Corea del Sur exige a Netflix censurar Kimetsu no Yaiba por apoyar “crímenes de guerra”

Los roces de Kimetsu no Yaiba con Corea del Sur no paran...
Tanjiro ofendió a toda una nación | Foto: Shonen Jump

Nadie se escapa de la polémica sobre la corrección política, ni siquiera un anime como Kimetsu no Yaiba el cuál toca temas totalmente ajenos al mundo real. ¿Puede un anime sobre cazadores de demonios y espadachines ofender a toda una nación? Claro que sí y pronto podría pagar el precio de su osadía.

Por si no sabías, desde que Netflix agregó el anime de Kimetsu No Yaiba a su catálogo, se enfrentó a un hecho social que no alcanzó a preveer. La comunidad de Corea del Sur se sintió ofendida luego de que la plataforma de streaming les “restregara” en sus monitores la imagen de Tanjiro Kamado con sus característicos pendientes con el símbolo del sol naciente.

Los surcoreanos aseguraron que se trató de un acto de poca sensibilidad histórica pues Japón invadió Corea del Sur desde 1910 hasta 1945. Los pendientes de Tanjiro se consideraron una provocación a aquel país pues estaba apoyando al país rival que cometió “crímenes de guerra” durante su expansión.

La censura de Kimetsu no Yaiba por Corea del Sur

Corea del Sur consideró una ofensa esta portada que Netflix les puso. | Foto: Netflix

Aquella vez se aminoró la tensión haciéndo que Netflix cambiara la portada de Kimetsu no Yaiba por una donde no apareciera el protagonista con sus inseparables accesorios. No se podía hacer más. Después de todo, la compañía no es dueña del anime sino solo obtuvo los derechos de distribución. Netflix no tiene ningún poder sobre Demon Slayer.

Sin embargo, medios japoneses reportan que la coyuntura social en Corea del Sur sigue. Ahora han surgido grupos de manifestantes que exigen que el anime sea censurado de manera global pues es inaceptable que un producto masivo contenga alusiones al imperio japonés que tanto daño les hizo en el siglo XX.

La censura que exige Corea del Sur modificaría el símbolo del sol naciente | Foto: Aniplex / Dispatch

La censura que proponen es simple. Los pendientes seguirían pero deberían ser eliminadas las líneas que provienen del circulo rojo. Listo, no más apoyo al imperio japonés de 1910. Corea del Sur estaría en paz con el anime. Se desconoce si Netflix o su creadora  Koyoharu Gotōge actuaran en respuesta.

¿Cómo ves? ¿Qué crees que pase  Kimetsu no Yaiba tras protagonizar esta controversia? ¡Cuéntanos!

***

Suscríbete a nuestro canal de Youtube. ¡Tenemos nuevo contenido todas las semanas!

 

ANUNCIO