logo-codigo-espagueti

Chainsaw Man: ¿Está cumpliendo las expectativas el anime más esperado del año?

El pibe motosierra por fin llegó a las pantallas y hasta ahora no ha decepcionado.
chainsaw man anime
Imagen: MAPPA

Chainsaw Man ha sido el anime más esperado del año y tras su estreno el pasado 11 de octubre comienza a demostrar que el hype de los últimos meses estaba más que justificado. Básicamente estamos hablando de la historia de un tipo que se convierte en una motosierra viviente y caza demonios. Tan increíble y retorcido como suena, eso es todo, al menos para encender motores.

Pibe Motosierra

Tatsuki Fujimoto se ha logrado posicionar como uno de los mangakas más importantes de su generación gracias a una narrativa volátil y un tanto paradójica:  hace que lo absurdo sea convincente. Conocido en una primera instancia por el manga Fire Punch, Fujimoto le ha dado riendo suelta a su creatividad con Chainsaw Man, y el éxito que está alcanzando su obra ya habla por sí solo.

En la historia del pibe motosierra hay demonios y sus homólogos cazadores de demonios. Hay tratos turbios de yakuza en el inframundo y organizaciones gubernamentales que en teoría se encargan de mantener el orden. Y está nuestro personaje principal, Denji, que es… ¿cómo podemos decirlo con delicadeza? Un tipo simple, anodino, común, corriente, desafortunado y miserable.

Denji tiene los ingredientes de un protagonista clásico del shonen. ¿Trasfondo trágico con un padre o tutor muerto? Listo. ¿Persiguiendo un sueño a pesar de las terribles circunstancias? Listo. ¿Forma improbable de obtener poderes? apuesta segura, listo. Se trata de un chico que tiene mala suerte, vive en condiciones deplorables y caza demonios para pagar las enormes deudas de su difunto padre

La diferencia con otros protagonistas está en sus anhelos: aquí no hay Hokage, Rey de los Piratas, superhéroe, guerrero más poderoso del mundo o muertes dignas que valgan; como adolescente, Denji todo lo que quiere es desayunar pan con mermelada y conseguir una novia. Realmente no puedo discutir con eso, y el rubio con dientes de piraña se convierte en un espejo en el que el espectador se ve reflejado desde el primer momento.

Imagen: MAPPA

Con la empatía también ayuda que tenga una relación entrañable con su perro diablo, que, por cierto, tiene una motosierra que sobresale de su cara. Pochita es la dosis de ternura que se necesita antes de entrar de lleno a la violencia desgarradora que se avecina.

Es poco lo que tenemos que esperar para ver la pantalla salpicada de tripas y extremidades de demonios, acompañadas por el sonido del heavy metal y el crujido de las hojas de motosierra. Es justo aquí, cuando Chainsaw Man finalmente hace su gran entrada y deja que se rompa, ese es realmente el punto culminante de la obra Fujimoto.

Es también donde entran a escena los personajes que acompañan a Denji en su aventura: Makima y Power son dos personajes femeninos que desde la publicación del manga se han posicionado como dos waifus por excelencia para la comunidad. Son bellas, por supuesto, pero sobre todo son dos protagonistas con una naturaleza y personalidad hipnótica.

Makima es enigmática, poderosa, capaz de cautivar con un solo gesto, y si ya has leído el manga, sabrás que el desarrollo de su personaje es un extraordinario giro de tuerca. Por su parte, Power es enérgica, infantil y egocéntrica. Es el complemento perfecto para Denji, en una relación fraternal que se irá construyendo a través de los pequeños detalles y los placeres más mundanos. En Aki, por último, tenemos al tipo rudo y taciturno que contrasta con la hiperactividad de Power y el desenfado de Denji, y que encaja a la perfección en un trio de cazadores de demonios complementario en humores y habilidades.

MAPPA vuelve a hacer el trabajo

No sorprende que MAPPA, el estudio detrás de títulos aclamados como Jujutsu Kaisen y la última temporada de Attack on Titan, cumpla con la animación. Hay una especie de cualidad fílmica suave en su estilo, que es realmente bonito e interesante de ver contra la dureza de las escenas de lucha. Emplean una fusión de dibujo tradicional a mano en 2D con modelos de personajes en 3D generados por computadora, que puede no ser del agrado de todos, y es cierto que a veces parece fuera de lugar, pero en medio del caos de las batallas se combina bien.

Vale mencionar que este lenguaje cinematográfico utilizado por MAPPA viene desde el material original de Fujimoto en el manga. El artista japonés creó viñetas hermosas, llenas de símbolos y composiciones armónicas que han sido retomadas por MAPPA para el anime. El mismo opening ya es una declaración de intenciones, plagado de referencias a algunas de las películas favoritas de Tatsuki Fujimoto, mismas que el autor dejó como recomendaciones en las solapas de cada uno de los 11 volúmenes publicados que confirman la primera parte de la obra.

En un principio, Chainsaw Man parece ser solo una excusa para ver a Denji destripar monstruos y para ceder ante los encantos de Makima, pero eso no quiere decir que siempre será así. Si el programa se mantiene fiel a su material original, estos primeros compases son solo una preparación para un remate que estará repleto de nuevos sueños y promesas por cumplir, mucha violencia, batallas épicas, traiciones, dosis de humor cínico y, por supuesto, amor y amistad en un mundo donde los demonios no son más que la proyección de nuestros más grandes miedos.

¿Ya estás viendo el anime de Chainsaw Man?

***

NANI?, un vlog donde discutiremos los temas centrales de la agenda del entretenimiento audiovisual asiático, principalmente de la industria japonesa. No te lo pierdas en nuestro canal de YouTube.

ANUNCIO