La compañía de Jeff Bezos se alió con Warren Buffet y JPMorgan Chase para mejorar la asistencia médica por medio de la tecnología.

Jeff Bezos

(Flickr)

¿A quién podría sorprenderle que Amazon invierta la salud? A nadie, si tomamos en cuenta que la empresa fundada por Jeff Bezos comenzó vendiendo libros y ahora vende lo que se le da la gana. Lo decimos porque Amazon se acaba de unir con el inversionista Warren Buffet y el banco neoyorkino JPMorgan Chase para invertir en los cuidados médicos de los estadounidenses.

Aún no hay mucha información al respecto, pero de acuerdo a The Washington Post, el plan de estos tres inversionistas consiste en reducir los costos de atención de los pacientes a través de la tecnología.

La nueva compañía de salud será independiente de sus empresas fundadoras y de “incentivos y restricciones sin ánimo de lucro”, dijo Warren Buffet, aclarando que será dirigida por ejecutivos de las tres empresas. “Nuestro objetivo es crear soluciones que beneficien a nuestros empleados de Estados Unidos, sus familias y, potencialmente, a todos los estadounidenses”, dijo el CEO de JPMorgan Chase, Jamie Dimon.

Por su parte, Jeff Bezos, CEO y fundador de Amazon, habló de los retos a los que se enfrentarán:

“El sistema de salud es complejo, y entramos en este desafío con los ojos abiertos sobre el grado de dificultad. Difícil como sea, reducir el peso de la asistencia sanitaria en la economía y mejorar los resultados para los empleados y sus familias valdría la pena. El éxito requerirá expertos talentosos, una mente de principiante y una orientación a largo plazo”.

El coqueteo de Amazon con el mundo de la salud no es nuevo. Hace muy poco tiempo se comenzó a hablar de la posibilidad de que Amazon vendiera medicinas con receta, además Bezos anunció que los asistentes Amazon Echo podrían ser utilizados tanto por los proveedores de salud como por los pacientes.

Estaremos al pendiente de la información que se dé al respecto de esta noticia que ha entusiasmado a diversas compañías, que ven una posible solución a los problemas que ha representado –financieramente hablando– el sistema de seguridad social en Estados Unidos.

“El sistema de salud de Estados Unidos es insostenible en términos de costos, y todo el debate de los líderes políticos, ya sean demócratas o republicanos, se ha centrado en reparar y reemplazar Obamacare y las diferencias ideológicas – dijo John Sculley, ex CEO de Pepsi y Apple – Hacer que tres de los CEO más respetados en el mundo se pongan de pie y digan que sus compañías trabajarán juntas para enfocarse en los problemas reales, en cómo hacer que el sistema de salud estadounidense sea sostenible y una mejor prestación de servicios que lo que tenemos hoy … es muy positivo”.

fuente The Washington Post

temas