El popular juego de dispositivos móviles ahora pasará a las manos de Activision.

En lo que se acaba de convertir en una de las compras más importantes del año, Activision-Blizzard confirmó la adquisición de King, los responsables de Candy Crush. La operación se cerró en 5,900 millones de dólares, e incluye todos los activos de la compañía.

A pesar de que Candy Crush ha visto una caída en sus ingresos respecto al año pasado, lo cierto es que todavía cuenta con una sólida base de jugadores, que se cuenta en 474 millones de usuarios activos al mes. El reto para Activision ahora será lograr mantener el interés de la gente, pues como ya hemos visto con otros casos como Rovio y Angry Birds, no basta con seguir explotando la marca de un buen juego.

¿Será que los dueños de franquicias como Call of Duty lograrán mantener el éxito de Candy Crush?

fuente Activision Blizzard

temas