Este 19 de julio arranca el mundial de robótica Robocup 2014 en Brasil, en donde robots de 45 países competirán en distintas categorías y por supuesto que México estará presente representado por varios jóvenes talentosos.

Uno de los proyectos más espectaculares es Justina, un robot asistente desarrollado por alumnos del Laboratorio de Bio-Robótica de la Universidad Nacional Autónoma de México y que participará en la categoría de [email protected], en donde los participantes deberán ser capaces de realizar tareas cotidianas y complejas como registrarse a ellos mismos en la competencia, ir de compras a un supermercado de la vida real, limpiar el piso, o traer una bebida a sus amigo humanos.

Con voz femenina (porque su desarrolladores dicen que es más amigable) y un llamativo atuendo, Justina es el resultado de cientos de pruebas como reconocimiento de voz, navegación e identificación de objetos  para cumplir órdenes habladas y tomar decisiones propias. Justina posee figura antropomorfa, una cabeza mecatrónica, ojos y dos extremidades con las que puede sujetar objetos.

justina1

La manufactura de este robot se hizo completamente en los laboratorios de la Universidad, mientras que otros competidores generalmente utilizan componentes comerciales como brazos, controles y otros mecanismo.

Para esta potencial robotina, esta no es su primera competencia, debutó en 2006, y desde entonces ha participado en competencias internacionales en donde cada año el reto se vuelve más complicado. Este año para evitar el sobrecalentamiento Justina portará cubiertas plásticas azules y blancas en los brazos, elaboradas por Joaquín Roberto Díaz Durán, estudiante de la maestría de Escultura en la Academia de San Carlos.

Como parte de las pruebas de calificación,m el robot pudo traer un jugo de durazno a uno de sus creadores, ahora falta esperar para ver como se desempeña frente los equipos alemanes, chinos y japoneses considerados potencias en esta competencia.

 

fuente UNAM

temas