logo-codigo-espagueti

Reseña – BMW Serie 2 2022: Un acierto hecho en México

| 4 de octubre de 2022
El Serie 2 220i Coupé es un auto que enamora al manejarse. Tiene todo el espíritu y desempeño de un BMW, el porte de un deportivo moderno, y la calidad de los bávaros armada por manos expertas mexicanas.

A finales del 2021 tuve la gran suerte de poder visitar la planta de BMW en San Luis Potosí. Es una planta gigantesca justo en medio del desierto que abastece al mercado mundial con el Serie 3 y, ahora, con el musculoso Serie 2.

Ese día pudimos probar el Serie 2. Privilegiados, accedimos a la pista privada de pruebas que tiene la planta de San Luis. Las instalaciones cuentan con autopista de dos vías, chancla de pavimento para sortear conos y obstáculos e, incluso, un skid pad (un círculo de pavimento mojado para poder derrapar).

Imagen: Código Espagueti

Justamente en el drift no brillé por mi destreza pero nadie me quita lo bailado y aprendí, en la práctica, que ningún vehículo, por más avanzado que sea, te va a proteger de hacer mal las cosas en carretera, sobre todo, si está mojada. La versión era la misma que tuve a prueba una semana aquí en la ciudad de México: El 220i coupé 2022. Una nueva generación concebida en Múnich de mano de un mexicano, José Casas, diseñador senior de BMW.

Para lograr producir el nuevo Serie 2 se necesitaron añadir 82 nuevos robots a las líneas de ensamblado y añadir dos nuevos colores en la nave que se ocupa de la pintura. El resultado de esta inversión es que cada uno de los coupés que se producen vienen exclusivamente de la planta y solo bajo pedido. Un flujo de trabajo que podrán entender mejor si lo ven con sus propios ojos.

Imagen: Código Espagueti

Mis primeras impresiones del 220i las tuve, como podrán imaginar, en condiciones óptimas. La identidad de cómo se maneja un BMW brilla en el Serie 2. Incluso en esta versión para el mercado mexicano que “solo” tiene 184 caballos de fuerza. Un coupé ágil, bien asentado sobre el asfalto y con un motor que responde bien, incluso a bajas revoluciones.

Tanto en prueba de conos, como en aceleración y curvas, el coupé mantiene su aplomo y goza de ser más ancho que su predecesor. Su distribución de peso 50 – 50 lo deja muy bien plantado en el suelo y su posición baja tiene la característica de un deportivo. Su dirección es precisa y sorprende que, con el motor más pequeño de la serie, te pueda dibujar una sonrisa.

Imagen: Código Espagueti

Aquí lo único que sigue sin convencerme es el sonido artificial de motor que sale de las bocinas del sistema de audio. Claro que logra el cometido de emocionarte pero, en su caso, no estamos hablando de sensores conectados a los escapes, como en el CLA 45s, si no un sonido pregrabado.

En la semana que lo probé en la ciudad pude darme cuenta de otros aspectos del manejo. En el día a día y el ajetreo de la ciudad, el Serie 2 es cómodo y la cabina silenciosa. Goza de compartir la plataforma con su hermano el Serie 3. Es en la ciudad, irónicamente, en donde extrañé tener un poco más de potencia. Aunque, tal vez, es mi inconsciente que anhelaba estar probando el M240i xDrive con sus 374 caballos de fuerza.

Imagen: Código Espagueti

Dicho esto, el interior de la cabina tiene toda la vibra visual de un BMW. Y aunque es lógicamente más austero que las series superiores, esto no impide que los acabados se sientan de gama alta. Al tacto los paneles no se mueven ni un pelo y la combinación de terminado metálicos con plásticos suaves está bien lograda.

Los asientos son cómodos y las costuras azules le dan un toque elegante. El detalle de luz ambiental en las puertas le da un toque deportivo sorteando inteligentemente el ser un modelo más austero que sus mayores. Solo hay un pecado en esta cabina: los asientos traseros. Si bien ingresar es relativamente fácil, sentarse ahí, es un suplicio. Este juguete es definitivamente un dos plazas, aunque la ficha técnica diga lo contrario.

Imagen: Código Espagueti

En el aspecto del infoentretenimiento, el Serie 2 se queda con el sistema i7. Este ya empieza a envejecer, si lo comparamos al iDrive 8 que pudimos probar en la iX, por ejemplo, pero esto es seguramente en aras de no aumentar su costo final. El último detalle muy agradable del interior es el sistema de audio. Es potente y tiene buenos bajos, lo cual se agradece cuando, en muchas ocasiones, las marcas optan por ahorrar sus centavitos en este rubro.

El último aspecto que no puede faltar en este relato es el exterior del Serie 2 coupé. Es un diseño muy atrevido. Tiene trazos enérgicos y los laterales tienen curvas que le dan un aspecto musculoso y robusto. Personalmente es un diseño que tuve que ver de mis propios ojos para que me convenciera.

Imagen: Código Espagueti

Siento que puedes perderte en tantos trazos y, definitivamente, las calaveras solo se ganaron mi corazón al encenderse. El trazo que marcan lo percibí invertido a lo que nos tiene acostumbrados la ya clásica “L” de BMW. Pero es, justamente, la dirección que probablemente quieren tomar en Múnich. Un juego de equilibrio entre la tradición de un BMW y el llegar a gustos más jóvenes en busca de mucha personalidad.

El Serie 2 220i Coupé es un auto que enamora al manejarse. Tiene todo el espíritu y desempeño de un BMW, el porte de un deportivo moderno, y la calidad de los bávaros armada  por manos expertas mexicanas. Es un acierto esta nueva generación y, lo único que me quedan, son las ganas de poder poner mis manos sobre un M240i xDrive en un futuro próximo.

***

En Dopler hablamos de motores y de los transportes que nos moverán en el futuro. Amamos todo lo que parezca juguete de James Bond. Síguenos en Facebook.

ANUNCIO

Más reseñas