Las ventas de las terminales de Microsoft presentan su peores números.

Microsoft presentó su reporte financiero correspondientes al último trimestre del 2015, revelando que la compañía tiene una prospera salud en casi todas sus divisiones. El único negrito en el arroz es su división móvil, donde claramente se aprecia que los Windows Phone están agonizando.

Oficialmente Microsoft sólo vendió 4.5 millones de Lumia en el último trimestre del 2015, reportando una caída del 57 % con respecto al mismo periodo del año anterior, cuando vendió 10.5 millones de terminales. La compañía admite que esa tendencia es “inevitable y continuará”. La postura de la compañía ha sido interpretada por los analistas financieros como la aceptación formal de “la muerte de Windows Phone”.

El reporte indica que, si se suman las ventas conjuntas de toda la división Nokia, las ventas de dispositivos con Windows Phone ascienden hasta los 110 millones de unidades, muy por debajo de los 4,500 millones de dispositivos con iOS y Android que se comercializaron durante el mismo periodo. La posición de los teléfonos estrella de Microsoft queda peor parada cuando vemos que, de los smartphones que se comercializaron a lo largo del trimestre, sólo el 1.1% eran Lumias.

La tardanza en el lanzamiento de un nuevo modelo de gama alta, que lleva más de un año sin aparecer, podría significar el fin de la aventura en el mercado de los smartphones por parte de la compañía. No obstante, las tablets Surface tuvieron un crecimiento del 29% en ventas y generaron ingresos por 1,350 millones de dólares.

fuente The Verge

temas