El primer inmueble que es analizado con esta tecnología es el Cine Ópera.

El sismo de 7.1 grados que cimbró el centro de México el pasado 19 de septiembre, provocó grandes daños en los inmuebles de la Ciudad de México, Morelos, Puebla y Estado de México. Por eso, desde el fin de semana pasado, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) anunció la contratación de Ciberna, una empresa especializada en dar mantenimiento a inmuebles culturales con ayuda de tecnología de punta.

El trabajo de Ciberna es muy importante, sobre todo porque muchos de los inmuebles a cargo del INBA se encuentran en zonas de la Ciudad de México que se vieron afectadas por el movimiento telúrico. Además, muchas de las instalaciones han sido señaladas por los vecinos como propensas a derrumbarse. Tan sólo hace unas horas vecinos organizados de la Colonia San Rafael exigieron la demolición del antiguo Cine Ópera por presentar riesgo de derrumbe.

Los vecinos advirtieron que el inmueble, edificado en 1949 en el número 9 de Serapio Rendón, presentó derrumbes de bardas y fachada por el sismo del pasado 19 de septiembre. El Cine Ópera es uno de los 56 inmuebles que pertenecen al INBA, y que serán analizados por Ciberna para determinar si es necesario derrumbarlos o no presentan daños irreparables.

Para realizar esta tarea Ciberna cuenta con un sistema automatizado vectorial láser. Es decir, un sofisticado escáner que capta hasta un millón de puntos por segundo, que les permite realizar mediciones de 360 grados de las estructuras de los inmuebles gracias a que está conectado a una computadora. El escáner puede determinar el nivel de las fracturas, deformaciones y deslizamientos de las estructuras. De acuerdo con la compañía, el escáner que usan es el único de su tipo en América Latina, y sólo existen versiones similares en Estados Unidos y Europa.

El resultado de las mediciones de los 56 inmuebles del INBA realizada por el sistema de Ciberna se mandará a Estados Unidos, donde se realizará un informe detallado que se le hará llegar a las autoridades indicadas, que determinarán si la estructura se puede salvar o, por el contrario, tendrá que ser demolida.

En primera instancia Ciberna analizaría La Torre de investigación del Cenart y el Museo Diego Rivera, pero le dieron prioridad al Cine Ópera, del que se autorizó la demolición de su saliente derecha y anunciaron que presentarán el informe completo de su estado el próximo miércoles. Se espera que en el transcurso de la semana se analizarán el Palacio de Bellas Artes, el Conservatorio Nacional, el Antiguo Colegio de San Ildelfonso y el Museo de San Carlos.

fuente El Universal

temas