¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

¿Qué son las cookies?

Las cookies recopilan algunos de tus datos

De unos años para acá los usuarios de internet se habrán dado cuenta de que cada vez más sitios ofrecen un mensaje como este en la pantalla de inicio:

Utilizamos cookies para asegurar una mejor experiencia de usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

En general lo ignoramos y seguimos con nuestra búsqueda. No es que se acabe el mundo si haces eso, pero quizá te has preguntado qué es eso de las cookies. Aquí te lo explicamos en pocas palabras.

Las cookies son pequeños archivos de información que se guardan en tu dispositivo. Son enviados por los sitios que visitas y almacenan algunos de tus datos.

Al contrario de lo que muchos piensan, las cookies no son ningún tipo de virus, ni spam. No es que sean dañinos de por sí para tu PC o dispositivo móvil. De hecho, cada vez es más común que los sitios de internet las usen. Por ello, también ya hay diversas legislaciones que regulan su uso.

Entonces la principal función de las cookies es almacenar información de los usuarios. Por eso quizá te interese saber para qué son usados tus datos.

En realidad los datos que obtienen de ti los sitios de internet tienen varios usos. El primero y más básico de ellos es que necesitan esos datos para crear una cuenta o para mantener tu sesión abierta. Puede que se trate de tu sesión de Facebook, o la de tu cuenta de correo. En ambos casos el sitio requiere de las cookies para mantenerte conectado. En este caso, si eliminaras las cookies de tu navegador, tu sesión expiraría y tendrías que poner de nuevo tu correo y contraseña para acceder a tus cuentas. A estas se les llama cookies persistentes.

En segundo lugar, un sitio podría usar tus datos para ofrecerte una navegación más personalizada. En ese caso almacenaría información sobre los temas que más buscas en su página y sobre tus intereses en general. Por lo general estos datos desaparecen cuando terminas de navegar el sitio. Por ello a estas se les llama cookies de sesión.

Ese es el esquema básico del funcionamiento de las cookies. Sin embargo hay algunas cosas que habría que agregar. Por ejemplo, que hay diferentes formas de clasificarlas. La anterior forma de clasificarlas se hace de acuerdo a la duración que tienen los datos almacenados.

Las cookies también pueden ser clasificadas de acuerdo a quién las gestiona. El mismo sitio que solicita tus datos puede gestionarlos para diversos fines. Lo característico de estas cookies es que la información que te solicitan solo es compartida entre ti y el sitio que estás visitando. Por ello se les llama cookies propias.

Pero la información que compartes con un sitio también puede ser usada por otras entidades, como una empresa publicitaria. Las llamadas cookies de terceros son aquellas que recopilan tu información en un sitio y la envían a otro que la almacena y analiza. Este sitio puede ser una base de datos de una agencia publicitaria. Y los datos recopilados de tus búsquedas en la primera página web podrían ser usados para ofrecerte anuncios personalizados.