¿Por qué mi teléfono no entra a Internet si está conectado al Wi-Fi?

Te explicamos las razones de por qué podría fallar tu conexión de Wi-Fi.
(Foto: Getty Images)

Tu teléfono está conectado a una red de Wi-Fi pero demonios, ¿por qué ninguna página ni una aplicación está funcionando? Parece una mala broma pero existen varias razones por las que tu conexión al Wi-Fi podría estar fallando. Aquí te explicaremos algunos inconvenientes que podría tener tu red de Wi-Fi y cómo solucionarla.

También te recomendamos: Dónde debes poner tu módem para mejorar la señal WiFi en tu casa

Para empezar, debes corroborar si se trata de un problema de hardware o software, así que lo primero que deberías hacer es intentar conectarte a Internet a través de otros dispositivos. En caso de que no funcionen, el problema podría ser tu teléfono, pero de otro modo, lo más seguro es que esté fallando tu router.

Para el primer caso, puedes intentar reiniciar el dispositivo ya que suele pasar que algunos ajustes en el software o en los controladores, impidan que el smartphone esté conectado correctamente a tu servicio de internet. Pero también puede ocurrir el desafortunado caso de que el error se encuentre en el router, y si bien podría parecer un caso más complicado de solucionar, no es así.

La mejor de las recomendaciones es comenzar reiniciando el módem para que el Wi-Fi pueda restablecerse, ya sea apagándolo o, simplemente, desenchufándolo. O bien, también se puede reiniciar el router a través de la dirección IP o en el navegador.

Sin embargo, también es importante verificar que cada uno de los cables del módem se encuentren bien conectados y que incluso las luces del dispositivo se encuentren parpadeando correctamente.

Un paso que también podrías llevar a cabo, es utilizar la vieja confiable: el solucionador de problemas de red de Windows, que a través del “estado de red”, puede comprobar qué clase de problemas podría estar presentando tu conexión.

También existe la posibilidad de que, al menos en tu PC, tu antivirus esté bloqueando la conexión por motivos de seguridad, o que la red necesite restablecerse y volver a su configuración original para que pueda volver a funcionar correctamente.

En caso de que nada sirva, será mejor que realices una prueba de velocidad para comprobar que tu red funciona  adecuadamente.