El gobierno Italiano está multando a ambas compañías con 5.7 millones de dólares.

Multan a Apple y Samsung por reducir velocidad de teléfonos

(Flickr)

Una organización antimonopolio de Italia llamada Autorità Garante della Concorrenza e del Mercato (AGCM) lanzó dos investigaciones en enero contra Apple y Samsung para determinar si ambas compañías estaban usando intencionalmente sus actualizaciones de software pare reducir la velocidad de los dispositivos de sus usuarios.

AGCM acaba de emitir un comunicado donde afirma que tanto Apple como Samsung violaron los códigos de consumo y ha emitido una multa de 5.7 millones de dólares para las dos empresas.

Por un lado, Apple está siendo sancionada por los problemas que ocurrieron en varios modelos del iPhone 6 cuando los usuarios actualizaron el sistema operativo a iOS 10, el cual fue desarrollado pensando en el iPhone 7. El problema era que esta versión de iOS requería mayores demandas de energía lo que provocaba cierres inesperados en los dispositivos. Para solucionarlo, la compañía lanzó sin advertir a los clientes que aceleraría las CPU de los dispositivos más antiguos para evitar este tipo de problemas.

Apple acepta que los iPhones sí se vuelven más lentos… por culpa de la batería

Apple también recibió una segunda multa por otros 5.7 millones de dólares por no proporcionar a sus clientes información sobre las baterías de sus dispositivos, como el promedio de vida útil y los procedimientos para mantenerlos y remplazarlos.

En el caso de Samsung, la multa también es de 5.7 millones de dólares y, según AGCM, la compañía coreana implementó la actualización de Android Marshmallow 6.0.1, diseñada para el Galaxy Note 7 más reciente, y entonces el firmware era demasiado exigente para versiones como el Note 4, lo que provocó el mal funcionamiento de los dispositivos en algunos casos. Como consecuencia, los usuarios tuvieron que pagar altos costos de reparación, ya que el modelo sólo tenía dos años en el mercado y ya estaba fuera de garantía.

La premisa es la misma, Samsung no le dijo a la gente que esto podría pasar y aunque no está claro si Samsung sabía esto, el gobierno italiano considera que es un problema que la empresa debía tener contemplado.

El comunicado de AGCM afirma que las decisiones de ambas compañías de no avisar a sus clientes provocó graves problemas de funcionamiento de los teléfonos.

Cabe aclarar que este tema no es nuevo. En 2017 Apple publicó una carta para sus clientes pidiendo disculpas por este problema, pero sin duda, este “pequeño inconveniente” ha tenido grandes repercusiones para las dos organizaciones tecnológicas.

fuente Autorità Garante della Concorrenza e del Mercato

temas