La inteligencia artificial ya hace sus propias imágenes de gatitos

Gracias a las denominadas Redes generativas antagónicas podemos tener estas curiosas páginas que crean imágenes de gatitos que no existen y nunca lo harán.

Por fin pasó. Gracias a un algoritmo, internet ya puede crear fotos de gatitos que no existen y con ello la humanidad queda relegada a ser solo quien, por ahora, suministra la energía con la que operan los servidores.

La página thiscatdoesnotexist se está volviendo popular y viral luego de que la gente supiera que todas las imágenes de tiernos gatos que aparecen dentro no son reales. Al menos no lo son, técnicamente hablando.

Gracias al machine learning y un stock de fotos lo suficientemente de grande de gatos reales, podemos tener imágenes ilimitadas de estos felinos sin necesidad de molestar a los verdaderos y postearlas en internet sin miedo al derecho de autor.

Estos gatos no existen ni existirán

La página no es nueva y sentó las bases de la tecnología de las deepfakes. Es predecesora de Thispersonnotexist la cual en su momento despertó las alarmas de todos los estudiosos de las redes sociales. Era un sitio que te daba una imagen convincente de una persona que no existe.

Aceptamos que decir “una inteligencia artificial crea rostros” es un término sensacionalista para captar la atención. En realidad esta clase de trucos ocurren gracias a un curioso concepto llamado redes generativas antagónicas. Uno de las grandes ideas sobre el machine learning de “la última década”.

A base de prueba, error y descarte, un algoritmo crea resultados que perfecciona hasta llegar con alguno que se asemeje a “algo real”. Esto aplica con rostros, paisajes y ahora con máscotas. Al principio tendremos resultados caoticos y con el tiempo, serán exactos.

Pero volvamos a lo importante. La cuestión de los gatitos. Internet ya crea imágenes aleatorias de gatos y con eso queda concretado su proposito inicial: inundar cada espacio posible con fotos de michis.

Este gato tampoco existe.

Actualmente equipos de programadores están quebrandose la cabeza para combatir esta tecnología. ¿Cómo sabremos en un futuro que una foto de un gato es real? Todavía no hallamos la respuesta, pero esperamos hacerlo pronto.

Te retamos a entrar a la página de thiscatdoesnotexist.com para determinar en cuántos clics encuentras una foto de tu gato. Si lo haces podría implosionar el universo.

 

***