La ex candidata presidencial de Estados Unidos es otra de las voces que están preocupadas por el desarrollo acelerado de la IA.

Hillary Clinton, la ex candidata presidencial del Partido Demócrata de los Estados Unidos, ofreció una entrevista al periodista Hugh Hewitt para promocionar su nuevo libro, tocando varios temas interesantes. En un punto de la entrevista, Clinton se pronunció en contra del desarrollo de la inteligencia artificial, argumentando que provocará el despido de millones de personas, que supondrán un gran problema, para el que no está preparado el gobierno de Estados Unidos.

“¿Qué vamos a hacer cuando tengamos automóviles sin conductor? Parece una gran idea. Pero ¿Cuántos millones de personas, conductores de camiones y repartidores de paquetes, taxistas e incluso conductores de Uber se quedarán sin trabajo?, ¿Qué hacemos con los millones de personas que ya no tendrán trabajo? No estamos preparados para eso”, indicó Clinton.

De acuerdo con Clinton, los efectos económicos y sociales de la inteligencia artificial podrían cambiar para mal el mundo tal y como lo conocemos.

“El mundo está corriendo hacia una nueva era de inteligencia artificial, que afectaría cómo vivimos, cómo pensamos, [y ] cómo nos relacionamos el uno con el otro “.

La ex Secretaria de Estado indicó que comparte el punto de vista de Elon Musk y Stephen Hawking, que se han manifestado en contra del desarrollo acelerado de la inteligencia artificial:

“Mucha gente realmente inteligente, ya sabes, me refiero a Bill Gates, Elon Musk, Stephen Hawking, algunas de las personas más inteligentes del mundo, nos están advirtiendo y no los estamos oyendo. Y su alarma es en contra de la inteligencia artificial, debemos entender que no es nuestra amiga”.

Clinton mencionó dos áreas específicas en las que la inteligencia artificial podría perjudicar a los seres humanos: la vigilancia digital (“todo lo que decimos y todo lo que escribimos está grabado en alguna parte”) y la automatización laboral (“¿Qué hacemos con los millones de personas que se quedarán sin trabajo?”).

A pesar de manifestar su preocupación sobre el tema, Clinton no ofreció ninguna solución al problema, sólo indicó que, de haber ganado la presidencia, habría formado un comité con expertos para dejarles a ellos la tarea de generar la política que adoptaría Estados Unidos con respecto al desarrollo de la inteligencia artificial.

fuente Hugh Hewitt (blog)

temas