Estados Unidos probó con éxito un sistema láser para derribar misiles

El sistema lleva por nombre SHIELD y no es el único que el Ejército está probando.

Durante muchos años pensamos que la cosa de utilizar rayos láser como armas pertenecía a películas como Star Wars, pero lo cierto es que la ciencia ficción nos alcanzó una vez más y ahora la Fuerza Aérea de Estados Unidos anunció que utilizó exitosamente un sistema de armas láser para derribar varios misiles durante un vuelo.

Este sistema lleva por nombre Self-Protect High Energy Laser Demonstrator (SHIELD), y se utilizó desde el suelo para derribar misiles lanzados desde el aire, sin embargo, se espera que el sistema pueda montarse pronto en un avión para poder ser utilizado mientras se planea.

Para el general mayor William Cooley, comandante del Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea:

“Este es un gran paso adelante para los sistemas de energía dirigida y la protección contra amenazas adversas”.

La idea es que el avión que contenga esta arma láser pueda disparar contra los misiles lanzados desde tierra o bien desde el aire. El sistema incluye tres componentes principales: el láser, un subsistema de control para apuntar el arma y una cápsula que podría alimentar el arma.

Según el laboratorio de la Fuerza Aérea, algunas de las ventajas que un sistema de este tipo radica en su precisión, ya que golpearía instantáneamente a los objetivos, no tendría una carga limitada, permitiría a los pilotos volver a apuntar para alcanzar objetivos adicionales rápidamente y podría no ser susceptible a las contramedidas tradicionales, como bengalas o dispositivos de interferencia. Aun sí, es probable que el sistema no sea infalible: el clima podría interferir potencialmente con su efectividad.

El siguiente paso es miniaturizar la tecnología para que pueda ser utilizada en aviones. Mientras eso sucede, cabe destacar que SHIELD no es el único sistema láser que Estados Unidos está probando. También han puesto a prueba un sistema montado en un helicóptero AH-64 el verano pasado y la Marina de los EE. UU. Está trabajando en sus propios sistemas láser para instalarlos en buques de guerra.