Entrevista: ¿Cómo aumentó el valor de las criptomonedas durante la pandemia?

Hablamos con un experto en blockchain México y nos habló sobre las criptomonedas durante la pandemia y su futuro en México y el mundo.
Foto: Getty Images

Hace 11 años, un programador realizó el primer intercambio con bitcoin. Compró dos pizzas grandes por 10 mil bitcoins, unos 40 dólares que hoy en día tienen un valor de más de 91 millones de dólares. El bitcoin es la pizza del millón y se ha convertido, incluso, en un refugio para (algunas) personas atrapadas en la pandemia.

En marzo de 2020, el bitcoin, una de las criptomonedas más populares actualmente, tan solo tenía un valor de 5 mil dólares. Pero, tras el estallido de la pandemia, el bitcoin alcanzó un valor de hasta 42 mil dólares. No solo se convirtió en “un resguardo financiero importante” para los inversionistas que antes solo veían su dinero sustentado en el oro, la plata y las bolsas de valores, como contó a Código Espagueti Oswaldo Reyes, consultor de bitcoin por la Blockchain Academy, sino también para las personas de clase media atrapadas en esta burbuja de paranoia fabricada por la enfermedad de Covid-19.

No fue solamente Elon Musk con su compañía de autos eléctricos, Tesla, quien invirtió (hasta mil 500 millones de dólares) en bitcoin recientemente, junto con otras compañías tecnológicas como Twitter, que desde hace al menos dos años han hecho lo propio. También las personas de a pie, como tú y yo, que ven en los sistemas financieros tradicionales un obstáculo enorme para sus vidas.

“El hecho de que las personas quedaran encerradas por los diversos lockdowns o las cuarentenas forzadas que hubo en más de 140 países en el mundo, generó que (las personas) se pusieran a investigar por el tiempo que tenía la mayoría en casa o desahogando sus labores de oficina para instruirse en el tema de cripto”, dijo.

El encierro por la pandemia aumentó el intereés por las criptomonedas. | Foto: Getty Images

De alguna forma, Reyes considera que mucho del tiempo libre que nos ha dejado la pandemia a largo de todos estos meses -de desagradable- encierro ocasionó un boom en las criptomonedas como el bitcoin. Pero incluso en el peor de los casos las monedas digitales también fueron un refugio para los sobrevivientes. En el Reino Unido, como cuentan en Techcrunch, un expatriado británico llamado Paul encontró en el bitcoin un refugio justo cuando los vuelos hacía su país de residencia fueron cancelados en Londres.

“Paul vivía entre sistemas regulatorios”, y luego tuvo que cerrar su negocio justo antes del inicio de la pandemia. “Mi padre falleció y fue difícil continuar con mi empresa”, dijo.

“Estuve en hoteles y Airbnbs durante semanas y no tenía una dirección residencial… sin Bitcoin me habría quedado sin efectivo”, contó a Techcrunch.

La pandemia también fue el boom de las criptomonedas como el bitcoin. | Foto: Getty Images

Paul se quedó sin efectivo después de algunos meses, y a pesar de que no era un experto en bitcoin, tenía algunos ahorros y aprendió a utilizarlos. Las situaciones límites nos impulsan, y entonces Paul ocupó el bitcoin para cubrir sus necesidades básicas: alimentarse y dormir. Y casi un año después, continúa sin tener acceso a sus cuentas bancarias. El gran obstáculo de muchos: la burocracia, incluso en situaciones menos desfavorables.

“Las criptomonedas no dependen de un banco o de un banco central que te esté dando reglas”, dice Oswaldo. “La criptomoneda es oferta y demanda”.

En Estados Unidos existe un registro que el comercio del bitcoin y otras monedas como ethereum “aumentó drásticamente a principios de 2020, luego saltó a un nuevo máximo en febrero”, de acuerdo con la revista Forbes, y su apogeo se extendió durante la pandemia.

Un estudio de Cornerstone Advisors reveló que el 15% de los adultos estadounidenses ahora cuenta con una criptomoneda, más de la mitad de las personas que invirtieron en cripto durante el primer semestre de 2020, y de los cuales obtuvieron alrededor de 67.5 millones de dólares en criptomonedas. El 57% de las personas que ahora poseen una criptomoneda en EE.UU. son millennials, apunta el informe.

Además, de acuerdo con el estudio, al menos el 44% de los estadounidenses que han invertido en criptomonedas asegura que su salud financiera mejoró desde que comenzó la pandemia. No todo está maldito.

¿Y qué pasa en México?

Oswaldo Reyes pertenece a una comunidad de mil 700 personas ligadas a la comunidad blockchain de México, pero lamenta que a diferencia de otros países como Europa o Estados Unidos aquí no seamos “muy dados al tema de capacitación financiera”, dice. México apenas representa el 2% de las operaciones de las criptomonedas, dijo en otra entrevista con UDGTV. Sin embargo, México es uno de los países pioneros en la regulación de las criptomonedas a través de la llamada Ley Fintech, aunque gracias al cambio de administración desde 2019 la ley se encuentra varada, señala el experto.

“(El presidente actual) no tuvo la visión tecnológica que otros países están teniendo… pero tampoco quiere decir que esto nos dejará a nosotros en un estado de ‘no haremos nada'”, nos dice.

La Ley Fintech se comenzó a desarrollar durante la administración pasada, que si bien fue opacada por la corrupción, tenía una visión tecnológica que en teoría podría haber impulsado a México como lo consiguió la Ley de Comunicaciones y Computación de Alto Rendimiento (HPCCA) en Estados Unidos durante los años 90.

Esta ley allanó el camino para que los monstruos que hoy en día son Amazon, eBay, Yahoo Google se impulsaran y convirtieran a los Estados Unidos “en uno de los primeros líderes de Internet”, recuerdan en Techcrunch.

“En 1993, vimos la introducción de los navegadores web y, poco después, el inicio de la era de las puntocom en 1994, que consolidó a Estados Unidos como símbolo de innovación”, cuentan. “El navegador cambió todo. Ha creado nuevos puestos de trabajo, nuevas oportunidades económicas y nuevas categorías de tecnología que no podríamos haber predicho hace 30 años”.

La visión tecnológica de países como Estados Unidos impulso su desarrollo económico. | Foto: Getty Images

La regulación de las criptomonedas podría significar una nueva era del Internet, y México, como un pionero, podría impulsar la economía del país de diferentes formas. La Ley Fintech, como explica el diario El Economista, establece que un activo virtual, es decir, una cripto, es una representación de valor registrada electrónicamente y que puede ser utilizada en México incluso como un medio de pago de todo tipo. Pero actualmente, no existe una lista de criptomonedas autorizadas en México.

“Afortunadamente”, dice Reyes. “Muchos empresarios, startups, financieras, capital investors, están empezando a invertir en cuestiones de tecnología de blockchain para nuevos negocios”.

Según nuestro experto, los negocios de la blockchain provocarán “un cambio financiero y de negocios radical en los próximos 10 años”. “Se van a regionalizar las economías”, asegura. “Ahora a vas a volver a tener ese acercamiento que se perdió hace mucho por el crecimiento de la globalización”.

Las criptomonedas no solo podrían ser un refugio para las personas durante la pandemia, sino el futuro. Quizá, es hora de dejar atrás el pensamiento arcaico que señala a los activos digital como una herramienta para el crimen organizado o incluso para el terrorismo. El bitcoin, ethereum, la dogchian o cualquier otra criptomoneda podría ser más que una necesidad en el futuro e incluso un impulso tecnológico para México.

Esta entrevista también fue realizada con ayuda de artículos de Techcrunch como “How Bitcoin is helping middle-class users survive the pandemic” y “The Biden administration can change the world with new crypto regulations”. Además de un artículo publicado en la revista Forbes: “The Coronavirus Cryptocurrency Craze: Who’s Behind The Bitcoin Buying Binge”, y el diario El Economista: “¿Cómo regulará Banxico las criptomonedas?”.

***

Entre otras cosas, el Internet es un universo paralelo lleno de información y curiosiddes que está a nuestra disposición con un solo clic, pero ¿lo usamos correctamente? Platicamos con Dení Morales, UX Research de BEDU, para entender cómo funciona esta otra dimensión.

ANUNCIO