Hace unos días Facebook realizó una oferta de 3,000 millones de dólares por Snapchat. Evan Spiegel, el CEO de Snapchat, la rechazó. Desde que se filtró la noticia las especulaciones referentes a las razones por las que se dio este hecho, tanto la estratosférica oferta como el rechazo de la misma, han sido motivo de especulaciones.

Por si no la conocen, Snapchat es una aplicación para smartphones muy popular, que permite a los usuarios comunicarse mediante el envío de textos e imágenes que se borran segundos después de verlas. La app, que se creo en 2011, se popularizó en las preparatorias de Estados Unidos y Reino Unido en 2012. La mayoría de sus usuarios son adolescentes que se dieron cuenta de que era mejor mandar mensajes y fotos a sus amigos cuando éstos no dejaban huella en la web.

Lo anterior ha marcado a Snapchat de dos formas, se suele decir que su uso principal entre los adolescentes es para el sexting, el envío de imágenes sexuales, y que es la mayor amenaza actual para Facebook. Dejando de lado el primer supuesto, el segundo explicaría la exorbitante oferta realizada por al compañía de Mark Zukerberg, misma que triplicó la ofrecida a Instagram a inicios del 2012, cuando Facebook adquirió la aplicación para compartir fotos.
 

Gráfica-imágenes
Principales plataformas en las que se comparten imágenes

Para nadie es un secreto que Facebook está perdiendo usuarios, sobre todo jóvenes, justo el fuerte de Snapchat. Antes de intentar adquirir a su competencia, la red social más poderosa en la actualidad intentó copiar la app hace un año, creando un clon de Snapchat llamado Poke, que fue un fracaso comercial. Los adolescentes que usan Snapchat masívamente, han demostrado ser fieles a la aplicación. En la actualidad el numero de fotos que se suben a través de Snapchat es muy superior a los que lo hacen con Instagram y esta al parejo de Facebook.

Por su parte, Snapchat no recibe beneficios económicos por parte de sus usuarios, sólo de los anunciantes, con lo cual se vuelve más irreal la negativa a aceptar los 3,000 millones de dólares de Facebook, pero tal vez Evan Spiegel crea que, debido a sus impresionantes números, su aplicación vale mucho más. Además en una reciente entrevista ofrecida a la BBC, Spiegel afirmó que esta trabajando en una forma de obtener ingresos por parte de sus usuarios mediante servicios de valor añadido. Spiegel declaró:

“Facebook y Twitter son vistos como servicios públicos, por lo tanto la gente no va a pagar por ellos, mientras que las aplicaciones como Snapchat son productos de entretenimiento, y la gente paga una gran cantidad de dinero por el entretenimiento”.

 

Evan-Spiegel
Evan Spiegel, CEO de Snapchat

Otra razón poderosa para haber rechazado la oferta de Facebook es que uno de sus principales inversores de la aplicación de mensajería efímera es Benchmark Capital, un grupo que  anteriormente apostó por Instagram y se sintieron bastante decepcionados cuando Zuckerberg la adquirió por 1,000 millones de dólares al creer que podrían haber llegado a ganar más siendo independientes. Es por ello que los conejos que Benchmark Capital hace a Spiegel deben de estar encaminados a incentivarlo a permanecer independiente.

Por lo pronto Snapchat, gana poco dinero y muchos usuarios.

vía ITespresso

fuente Business Insider

temas