Niño genio podría abandonar la UNAM ante acoso de sus maestros

Carlos Santamaría, estudiante de Física Biomédica en la Facultad de Ciencias, podría dejar la UNAM ante el acoso del personal académico.
(Foto: UNAM)

Carlos Santamaría, la persona más joven en cursar una licenciatura en la Universidad Nacional Autónoma de México, ingresó a la Facultad de Ciencias cuando tenía nueve años para estudiar Física Biomédica. Sin embargo, en su cuarto semestre de la carrera, el estudiante considera seriamente abandonar la UNAM ante el acoso y difamación que, acusa, han ejercido los maestros en su contra.

También te recomendamos: Carlos Santamaría, el niño genio de la UNAM, sufrió acoso escolar de maestros en la Facultad de Ciencias

En una entrevista con Milenio realizada en noviembre del año pasado pero retomada en julio de 2020, Santamaría dijo haberse dado cuenta de que “la UNAM no es una opción muy adecuada” y reveló su intención de mudarse a Mérida para estudiar en la Universidad Anáhuac. Respecto al acoso escolar, el estudiante de 12 años señaló que sus profesores inventaban “cosas falsas, como que me ponía a gritar o a llorar en clase, a faltar al respeto”.

“Sepan que son ellos los que no merecen estar ahí”, dijo. “Ellos son los emocionalmente débiles y no yo”.

En septiembre del año pasado, un tribunal de la UNAM determinaría las afectaciones que Santamaría había sufrido ante el acoso del personal académico. Y aunque se concluyó que la universidad debía pedir una disculpa pública e implementar medidas para proteger a los menores que estudian en sus aulas, el alumno y su familia acusan que eso no ocurrió.

Ante la inacción de la UNAM y el abuso del que acusa a sus profesores de la Facultad de Ciencias, Santamaría dijo que iniciará con la segunda carrera de Ingeniería Biomédica en Mérida, Yucatán, donde aplicó para obtener una beca. Mientras dure el confinamiento seguirá con ambas en su modalidad en línea, dijo en entrevista, pero considera dejar definitivamente la UNAM para estudiar en la Anáhuac:

“Es una beca muy alta, del 90%. Entonces lo que me están diciendo es que quieren que yo esté ahí. No como en la UNAM, que no me están sacando pero están ahí dándole para que me vaya”.