Al más puro estilo de Steve Jobs, Jordr Muñoz inició su aventura tecnológica desde la cochera de su casa, hoy genera ganancias de diez millones de dólares al año. 

Originario de Tijuana, Jordi estudiaba ingeniería en el CETYS de Baja California cuando se dio cuenta de que aprendía más por su cuenta que en la escuela:

“Me aburría muchísimo en casa, así que empecé a jugar con chips y controladores: pasaba horas haciendo pruebas con el código, navegando y leyendo en la computadora”, señala.

Hoy, Muñoz ha logrado crear drones que sorprenden hasta a la NASA. Por si fuera poco, la empresa que él mismo creó ha conseguido solo en este año ganancias de diez millones de dólares.

Jordi-Muñoz-02

Su interés por los drones inició en los foros de internet, donde colabora desde hace más de cinco años. Mediante uno de estos foros Chris Anderson, editor de la revista Wired, contactó a Muñoz luego de quedar impresionado al ver un video en el que Jordi guiaba a través de un control de Wii modificado un drone fabricado con una placa Arduino. Anderson financió la construcción de 40 drones que se vendieron el mismo día que salieron a la venta.

A partir de entonces Jordi Muñoz ha logrado cimentar su empresa 3D Robotics, misma que el año pasado genero 4.8  millones de dólares en ganancias y este año ha duplicado el monto. Muñoz ha conseguido crear vehículos aéreos no tripulados de bajo costo y de uso sencillo, y entre sus clientes se encuentran empresas como Walt Disney, Boeing y la NASA.

“Por unos 200 dólares tienen a tú disposición un sistema de alta tecnología que podría costar miles. Además, como es de código abierto, pueden ‘jugar’ con él y ver en tiempo real las respuestas a tus modificaciones”, dice Muñoz.

3D-Robotics
X8, uno de los drones de 3D Robotics

Además, el joven empresario ya vende su tecnología eficiente y barata a otras partes del mundo a través de su sitio web, con lo que ha mejorado sus ingresos. Con respecto a sus ganancias él declara:

“La electrónica es como las drogas. Puedes comprar algo por 1 dólar y puedes venderlo por 40 dólares”

vía Reporte Indigo

fuente MIT Technology Review

temas