El remedio casero sí sirve.

Hace casi dos años, en marzo del 2015, Michael Guntrum (un hombre con manos torpes) se encontraba pescando plácidamente en la orilla del congelado Lago Kyle de Pennsylvania. Guntrum, como la mayoría de los chicos de hoy, miraba las actualizaciones de su estado en Facebook cada pocos minutos, inmerso en los pormenores de su vida digital. En un momento de fortuna logró capturar un pescado, pero no a su preciado iPhone 4, que, con la fuerza de jalar al pez para capturarlo, se deslizó de su bolsillo y se dirigió a su destino: el fondo del lago. Guntrum partió con destino a su hogar completamente achicopalado, pensando que nunca volvería a ver a su preciado (y caro) teléfono.

En septiembre del año pasado el gobierno de Pennsylvania drenó el lago por un problema con la presa que ayudaba a contenerlo. Ni tardo ni perezoso el ingeniero mecánico Daniel Kalgren acudió al lugar con un detector de metales intentando encontrar tesoros. Lo único que descubrió fue un teléfono con la pantalla rota y un poco oxidado que resulto ser el iPhone de Guntrum.

iphone
El iPhone 4 recién sacado del fango del lago

¿Cómo descubrió que pertenecía al pescador? Muy fácil, siguió los consejos de la sabiduría popular y, en cuanto llegó a su casa, metió el maltrecho iPhone dentro de una bolsa de arroz por dos días. Después de sacarlo del arroz lo conectó y esperó a ver si cargaba, sin tener la carga llena decidió encenderlo y descubrió que funcionaba sin problemas.

Después de buscar un número de contacto, le mandó una foto a Guntrum con el teléfono en mal estado. Gracias  a su peculiar salvapantallas (un pingüino patinador) reconoció a su equipo, que le fue enviado por correo. Ni Guntrum ni Kalgren saben muy bien como es posible que el teléfono lograra mantenerse a salvo en el fondo de un lago a 30 grados bajo cero, pero creen que la funda protectora de la marca Otterbox pudo haber ayudado. Un portavoz de Apple se mostró sorprendido al conocer la noticia, pero indicó que cada día reciben decenas de correos con historias fabulosas relacionadas con sus productos.

¿Cuál será el destino final del iPhone rescatado? Guntrum, quien dijo que esta aventura lo vuelve aun más fan de la compañía de la manzana, indicó que planea regalarle el equipo a su mamá, quien todavía no tiene un smartphone. No cabe duda que existen hijos desagradecidos.

fuente Buzz Feed

temas