Las compañías no quieren que el sector automovilístico dependa en el futuro de los gigantes tecnológicos.

Toyota anunció que llegó a un acuerdo para utilizar en sus equipos el sistema de conectividad entre autos y smartphones diseñado por Ford. Con esto, las dos compañías buscan formar un frente que impida la introducción predominante de Apple y Google en el sector.

Las dos compañías iniciaron una campaña para invitar a otras compañías automotrices a usar el SmartDeviceLink de Ford, una plataforma abierta que permite usar aplicaciones dentro de los autos.

Toyota ha sido la principal enemiga de incluir el CarPlay de Apple y el Android Auto de Google en sus modelos, sobre todo alegando razones de seguridad, pero también claramente porque no quiere depender en un futuro de alguna de las dos empresas recién llegadas al sector automotriz. Además, según estimaciones de expertos, tan sólo el mercado de las pantallas y conexión a la red en los autos generará ventas por 18 mil 600 millones de dólares para el 2021.

Por su parte, Ford indicó que inició platicas con Honda, Subaru, Mazda y Peugeot para que en un futuro todas comiencen a usar SmartDeviceLink en sus nuevos modelos. A pesar del acuerdo, Toyota indicó que sigue desarrollando su propio sistema de conectividad, MirrorLink.

 

fuente Engadget

temas