Con las aplicaciones móviles podemos conocer si hay tráfico camino a casa, qué película está en nuestro cine favorito, o incluso conocer cuál es la canción que estamos escuchando. Pero, ¿se imaginan tener una app que nos diga si el agua que sale de la llave es peligrosa?

Un grupo de estudiantes de la de la School of International and Public Affairs de la Universidad de Columbia en Nueva York, proponen implantar en la Ciudad de México un sistema que permita a la población conocer la calidad del agua de sus casas desde la comodidad de un dispositivo móvil.

La plataforma ya existe y se llama mWater, la cual fue desarrollada hace dos años y medio por Annie Feighery, especialista en salud pública y su esposo John Feighery, un técnico de la NASA que trabajó durante una década monitoreando la calidad del agua en estaciones espaciales.

water1

mWater utiliza información de GPS y un mapa interactivo para que los usuarios puedan conocer la calidad del aire de su ubicación. La mala noticia es que para que la aplicación funcione, es necesario información para nutrirla, y aunque la Subdirección de Control de Calidad de Agua del SACMex tiene suficientes datos, todos los registros están en papel y corren el peligro de terminar en un archivo muerto fuera del conocimiento de la ciudadanía.

Los alumnos señalan que aunque la agencia mexicana hace un buen trabajo pese a que carecen de muchos recursos, como una conexión a Internet o GPS para llegar a las tomas de agua. Hay áreas en las que podrían eficientar en un corto plazo, por ejemplo, que a partir de ahora todos los controles de calidad del agua se registren de forma digital a través de esta aplicación.

water2

En mayo comenzarán las pruebas en el Distrito Federal, y se espera que los beneficios no solo se traduzcan en poder consultar información en tiempo real, sino también agilizar procesos administrativos y reducir el consumo de agua embotellada en el país. Para darnos una idea de lo grave de la situación en nuestro país, un estudio de 2011 del Banco Interamericano de Desarrollo concluyó que México tiene el consumo per cápita de agua embotellada más alto a nivel mundial con 480 litros anuales, cifra cuatro veces más grande que la de Estados Unidos.

Por su parte, autoridades locales señalan que la aplicación también ayudará a que la población conozca que aunque a veces el agua de la llave salga un poco amarillenta, esto no significa que la calidad se mala y puede ser parte de un proceso de tratamiento.

Habrá que esperar para que esta aplicación pueda llegar a nuestro país, y pensar sobre las posibilidades que puede ofrecer a los desarrolladores tener acceso a este tipo de información.

fuente mWater

temas