¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

El Papa Francisco pide a los católicos abstenerse del trolleo durante la Cuaresma

El sumo pontífice pide a sus seguidores que se despeguen de las redes sociales y los televisores durante la Cuaresma.
(Foto: Wikimedia Commons)

El Papa Francisco está pidiendo a los católicos a desconectarse de sus teléfonos y televisores durante la Cuaresma, argumentando que vivimos en una sociedad moderna inundada de “palabras vacías” donde las personas se insultan entre sí como si estuvieran diciendo, simple y sencillamente, “Buenos días”.

De acuerdo con Reuters y la Agencia Católica de Noticias el Papa Francisco expresó:

“Vivimos en un ambiente contaminado por demasiada violencia verbal, por muchas palabras ofensivas y dañinas, que Internet amplifica. Estamos inundados de palabras vacías, de anuncios, de mensajes sutiles. Nos hemos acostumbrado a escuchar todo sobre todos y corremos el riesgo de caer en una mundanalidad que atrofia nuestros corazones”.

El Papa no se aleja mucho de lo que representan internet y las redes sociales actualmente, desde luego su análisis tiene un sesgo religioso, pues el pontífice argumenta:

“La Cuaresma es el momento adecuado para dejar espacio a la Palabra de Dios. Es el momento de apagar la televisión y abrir la Biblia. Es el momento de desconectarse de su teléfono celular y conectarse al Evangelio”.

Desde que asumió el cargo papal, Francisco I ha estado pidiendo a los feligreses diferentes abstenciones relacionadas con la tecnología y el mundo contemporáneo. Por ejemplo, en 2019 pidio que los católicos renunciaran a los chismes y las condenas hipócritas de los demás. Anteriormente pidió que se detuvieran un poco ante un mundo tan acelerado.

Lejos de que se trate del representante de una religión los consejos del Papa Francisco no son tan descabellados, pues a lo largo de los últimos años hemos conocido la manera en la que internet y los algoritmos de diversas compañías tecnológicas son capaces de sesgar el pensamiento de los usuarios llevándolos a incrementar los discuros de odio.