Sony Pictures continúa en la búsqueda del responsable que atacó a sus servidores la semana pasada.

Desde hace algunos días un grupo de hackers ha estado filtrando información importante perteneciente a la división de Sony Pictures: desde documentos que contienen información financiera, como filmes completos que aún no han sido estrenados.

La principal sospecha de Sony es que, debido a diversas pistas, el ataque pudo haber sido lanzado desde Corea del Norte. Sin embargo, el país asiático ha respondido por medio de un diplomático que reside en la ciudad de Nueva York y que prefirió el anonimato, negando rotundamente que esto sea verdad.

Molesto de la acusación a su país, el diplomático declaró que no era posible que Corea del Norte fuese responsable, ya que había establecido previamente, seguir las normas anti hackeos y anti piratería.

No obstante, las investigaciones realizadas por la firma AlienLabs han llegado lejos gracias a material proporcionado por la FBI y declaran que lo más probable es que sí, el ataque se formó en el país asiático. Además señalan que el programa que utilizaron los atacantes, se compiló tan sólo unos días antes de acceder a los archivos de la compañía y su código fuente incluía caracteres en coreano.

vía The Verge

fuente Reuters

temas