Ahora será más complicado acceder a sitios que ofrecen contenido pirata.

Para algunos es lo mínimo que tendría que pasar, para muchos otros sería el fin de acceder a contenidos que, incluso en esta época, son imposibles consumir de otra manera, pero lo cierto es que tanto Google como Bing combatirán las páginas de internet que ofrezcan contenido pirata desde sus controles de búsqueda.

Según The Guardian, tanto Google como Bing se han sumado a la tarea de impedir que los internautas visiten contenido dudoso, luego de que acordaran crear un código de conducta voluntario en Gran Bretaña. Este código de conducta es el primero en su tipo en Reino Unido y permitirá expulsar a los sitios ilegales de la web.

Seguramente pensarás que nosotros los mexicanos podremos dormir tranquilos y seguir consumiendo piratería, lo cierto es que si todavía no aplica un acuerdo similar en nuestro país, no debemos perder de vista que -de acuerdo con un estudio del Centro de Investigación para el Desarrollo A.C. (CIDAC) realizado en 2015- el consumo de piratería en México podría financiar a la UNAM durante todo un año y podría pagar dos INES. Además, 8 de cada 10 mexicanos dicen haber consumido piratería por internet; principalmente, música, películas o series, software, videojuegos y libros digitales, en ese orden.

Esto significa que se pierden anualmente cerca de 130 millones de pesos por consumir piratería. Es decir, esto podría tenernos sin cuidado, de no ser porque ocupamos el segundo lugar en consumo de piratería a nivel mundial de acuerdo con la American Chamber Mexico. Todas estas causas podrían llevar a Google, por ejemplo, a tomar medidas al respecto. ¡Ojo, no estamos diciendo que esto esté por suceder!, sólo es una predicción.

En lo que respecta al código promovido por Google y Bing en Britania, la decisión fue tomada en conjunto con la Oficina de Propiedad Intelectual y el Departamento de Cultura, Medios y Deportes. Por lo tanto, ambas compañías consideran que los cambios se extenderán a lo largo del verano.

vía The Next Web

fuente The Guardian

temas