La Agencia Europea de Seguridad Área (EASA, por sus siglas en inglés) ha autorizado el uso de dispositivos móviles en los aviones, tal y como se hizo hace un par de meses en Estados Unidos.

El decreto incluye el uso teléfonos celulares y tabletas durante el despegue y aterrizaje en vuelos comerciales, siempre y cuando los aparatos se encuentren en “modo avión” y la aerolínea en la que se viaja no lo prohíba. Y es que de acuerdo con la agencia, esto no representa “ningún riesgo para la seguridad”.

Aún así los dispositivos de mayor tamaño, como computadoras personales, deberán mantenerse guardados por motivos de seguridad debido a su volumen.

Según la EASA, los aparatos móviles como smartphones, tablets, reproductores de música y lectores electrónicos ya no representan un riesgo para el sistema de navegación ni la comunicación de las aeronaves (siempre que se encuentren en “modo avión”). De cualquier forma, serán las aerolíneas las que deberán comenzar a aplicar estas nuevas normas a partir de que los documentos sean publicadas, lo que se espera suceda a principios de 2014.

Ahora el siguiente reto para la institución es habilitar el uso de conexiones Wi-Fi y de telefonía móvil, algo que de acuerdo con el vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Transportes, Siim Kallas, se trata de una investigación que “va por buen camino” y que espera resulte en una “actualización” para el próximo año.

vía ABC.es