Descubren la cama más antigua de la historia, está hecha de hierba

Nuestros antepasados eran más sofisticados de lo que creíamos.
(L. Wadley)

Arqueólogos descubrieron en Sudáfrica unas rudimentarias camas hechas de hierba y construidas por prehistóricos humanos hace 200,000 años. Aunque ya se tenía noticia de este tipo de “utensilios”, esta se convirtió en la más antigua de la historia de la que se tenga registro, confirmado que todavía nos queda mucho por descubrir sobre nuestros antepasados, quienes eran más sofisticados de lo que creíamos.

También te recomendamos: Encuentran horrible crustáceo parásito que come lenguas

Las camas hechas con hierba y cubiertas de capas de ceniza fueron descubiertas en Border Cave, un complejo de cuevas que se encuentra en las montañas Lebombo, cerca de la frontera entre Sudáfrica y eSwatini. Los científicos reportaron el descubrimiento de “camas de hierba usadas para crear áreas cómodas para dormir y trabajar, elaboradas por las personas que vivieron en Border Cave al menos hace 200,000 años atrás” escribieron en un estudio publicado en Science.

“La capa de hierba pudo haber sido bastante gruesa, probablemente de unos 30 cm, y pudo haber descansado sobre una base de ceniza, quizá era tan cómoda como una bolsa para dormir o un montón de paja” comentó Lyn Wadley, autora principal del estudio.

La prehistórica cama también contenía restos de lítica, huesos quemados, granos de ocre, todos “de origen claramente antropogénico” según los autores.

(D. Stratford)

Se trata de un descubrimiento fascinante, pero no podían dejar de surgir algunas dudas. ¿Cómo sabemos que en efecto estos montones de hierba prehistórica eran camas y no desperdicios que se juntaron con el tiempo? Esto fue lo que la investigadora dijo:

“Los pájaros hacen nidos y algunos animales duermen en la hierba, así que es una buena pregunta. Las camas de hierba se encuentran en la parte posterior de la cueva, lejos del viento y potencialmente seguras de los depredadores cuando se coloca fuego frente la entrada.”

“La cueva está completamente seca y nada crece en ella, así que la hierba del fondo fue llevada hasta allí. No pudo haber crecido en el interior de la cueva” remarcó la investigadora. Todo esto demuestra que el uso de esta comodidad es algo que nos ha acompañado desde los albores de nuestra historia.